“Es un fallo histórico, bastante ejemplificador, a la altura del momento que vivimos”

Escrito por el 23 junio, 2020

Enredando las Mañanas dialogó con Andrea Barraza, de la Red de Abogadas Feministas de Santiago del Estero, sobre el reciente fallo que absolvió a María de los Angeles Lescano, a quien un tribunal la había condenado a 13 años de prisión por el fallecimiento de su agresor y expareja tras su legítima defensa.

En diálogo con la abogada nos cuenta que María había sido condenada por homicidio agravado por el vínculo mediando circunstancias extraordinarias de atenuación en julio del año 2019. Según ella el tribunal dictó su sentencia soslayando todo el contexto de violencia que vivió María con su ex pareja: “María ha denunciado en reiteradas oportunidades en la que han atentado contra su vida, ella ha sido abusada en reiteras oportunidades, se ha atentado contra su integridad física y sexual y también contra la de sus hijos, porque ha habido un intento de incendio de la vivienda donde estaban ella con sus hijos durmiendo”

Ante la falta de respuesta del Estado a las denuncias, María decide mudarse, recibiendo constantemente amenazas por parte de su expareja. En este contexto, la abogada explica que: “La noche en que se desencadenan los hechos, él espera que ella se quede sola, porque él ya conocía los movimientos de la casa, incluso si los chicos dormían o no, y en un momento ingresa a la vivienda e intenta abusar sexualmente de ella. Como ella se resiste, él saca un cuchillo (que antes él previamente le había mostrado a un amigo, testigo en el juicio) y comienza un forcejeo con María durante el cual él resulta herido. María sin hacer demasiada fuerza intenta repeler la agresión y el cuchillo entra entre medio de dos costillas y le toca el corazón”.

La entrevistada añade información sobre cómo detienen finalmente a María tras esta primera agresión: “Él se va de la vivienda con el cuchillo puesto, María no ve sangre, y luego él regresa y vuelve a agredirla, hasta que finalmente se va, y a los 30 metros cae en la calle. Ella no sabía nada de lo que había pasado hasta que llega la policía. Ella sale de su casa, ve todo el movimiento y le cuenta a la policía todo lo que había pasado. Desde ahí está detenida”.

Tras terminar de relatar estos hechos, Andrea señala que a María, aún sido madre de un bebé de 6 meses, le fue denegada la prisión domiciliaria en su momento. Llegado el juicio, el tribunal de primera instancia concuerda con los que hechos sucedieron tal cual se relataron anteriormente y que ninguna parte desmintió algo, pero al momento del fallo “hubo una interpretación bastante machista por parte del tribunal al decir que las agresiones y las violencias que vivía María han sido mutuas, invisibilizando totalmente la violencia de género que ella vivió por 13 años” señaló la abogada.

Desde ese momento, prosigue la entrevista, “la Red de Abogadas Feministas tomamos conocimiento del caso, asumimos la co-defensa y vamos a la segunda instancia en apelación para pedir la liberación de María, que la absuelvan en función de que actuó en legítima defensa, que se había invisibilizado y no se había contextualizado la historia de vida de ella, como mujer víctima.

Ya en el tribunal de segunda instancia, la Red presenta el caso y expone que en lo que jurídicamente respecta la conducta de María estaba encuadrada dentro del causal justificativa de la legitima defensa, y que en primera instancia los jueces habían acreditado dicha legítima defensa, o sea, que María se había defendido por el cuchillo con el cual pretendía agredirla. Entonces, la abogada se pregunta “¿por qué la condenan? Porque hubo un sesgo androcéntrico, machismo, en ese fallo. Porque si se ha entendido que se defendió ¿por qué la condenan?” Finalmente, el tribunal de segunda instancia entiende que ella se defendió y con una amplia perspectiva de género, absuelve a María.

“El problema fue que la interpretación de estos hechos ha sido muy diferente en una instancia y en otra por parte de los jueces, en una hubo perspectiva de género y en la otra no.  Esa fue una de cosas que planteamos en segunda instancia ¿Por qué invisibilizan la violencia de género que ha sufrido de María durante tantos años? Entonces María fue doblemente violentada: primero por su pareja y luego por el Estado, por la sentencia que la condena. Incluso el tribunal de segunda instancia habla de violencia institucional, cuando la condenan a María ejercen violencia institucional contra ella. Es un fallo histórico, bastante ejemplificador, a la altura del momento que vivimos” nos cuenta la entrevistada.

Finalizando, Andrea nos comenta la importancia del movimiento feminista en este tipo de situaciones “Muchas mujeres de distintas organizaciones se han movilizado desde el primer día. Se han movilizado, coordinado trabajos, han hecho laburos de comunicación, en las calles, han hecho propia la causa de María para que hoy este libre, sin ese laburo no hubiéramos obtenido esos resultados”.

 

Fuente imagen portada: Red de Abogadas Feministas SDE


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Emisión radio RNMA

La comunicación no es mercancia

Canción actual

Título

Artista

Radios RNMA

Background