Antofagasta: “es la megaminería o somos nosotros. Tenemos bien en claro que somos el territorio y que nos toca defenderlo”

Escrito por el 24 junio, 2021

El jueves 24 de junio, desde Enredando las Mañanas entrevistamos a Luciana Fernández de la Asamblea Pucará de Catamarca para actualizarnos sobre la situación en relación a la minería de litio en Antofagasta.

LF: En Ancasti, los proyectos que avanzan son de extracción de litio en pegmatita, que es el litio en la piedra. Este tipo de megaminería es muy similar a la extracción de oro en Bajo de la Alumbrera, es minería a cielo abierto con explosiones de roca. Por otra parte, tenemos los proyectos que están avanzando cada vez más vertiginosamente en la puna y que desde la Asamblea Pucará estamos coordinando con las organizaciones y las comunidades indígenas que se están organizando para resistir el avance de estos proyectos, más puntualmente en el salar del Hombre Muerto, que es donde están hoy avanzando con más fuerza. No así en Ancasti, que todavía están en una etapa muy incipiente, están en una etapa administrativa, en cambio en los salares, la puna, tenemos uno de los proyectos de megaminería más antiguo en nuestro territorio de Argentina, que es el proyecto de FMC Livent, que está en salar del Hombre Muerto desde los años noventa. Luego tenemos la avanzada con 5 nuevos proyectos, eso es lo que nos está preocupando porque todos van hacia un río, que es el río Los Patos. Justamente es lo que estamos alertando a la población, visibilizando esta problemática, porque la gente que vive en el salar está en una situación de vulnerabilidad muy importante y están realmente preocupadísimos, porque como también escuchamos decir a los compas de Andalgalá, con los que estamos vinculados fuertemente, es que cada vez tenemos más claro que es la megaminería o somos nosotros, no hay otra.

ELM: Leyendo el comunicado de las asambleas de Pucará, justamente el 21 de junio, el día del solsticio de invierno, el cuestionamiento de a qué se le llama minería sustentable. En los discursos políticos, en las noticias se entiende realmente como algo sustentable y en realidad como estamos viendo están avanzando sobre los recursos más valiosos que tenemos. La minería necesita agua y está dejando todo contaminado, en este caso, el agua, la tierra, el aire, el saqueo de los bienes comunes, el despojo de los pueblos y las comunidades indígenas.

LF: Esto es un debate que se está dando cada vez con más fuerza y que es muy controvertido, porque el tema del litio está siendo puesto como una alternativa verde, una alternativa ecológica de energía limpia para reconvertir el sistema energético, entonces viene todo este combo discursivo donde el litio se presenta como la nueva oportunidad para salvar el planeta y nosotros lo que estamos denunciando es que esto es una mentira más, que el extractivismo funciona tanto en la extracción de oro y cobre como en la extracción del litio de una manera devastadora en los ecosistemas de la puna. La extracción del litio no sólo seca las aguas superficiales, sino que también seca los humedales y las aguas subterráneas y todo estos son sistemas hídricos muy complejos de aguas fósiles, entonces el impacto que esta minería evaporítica genera es un impacto irreversible. No se están midiendo las consecuencias y nuevamente se replica el mismo modelo de consumo

desenfrenado. Nosotros lo que estamos denunciando es qué es esta nueva reconversión energética, para quiénes es el beneficio, porque están hablando de nacionalización. Nosotros decimos la nacionalización a quién beneficiaría, porque vemos que cambian los discursos pero el modelo sigue siendo el mismo. Hablamos de nacionalización para incluirnos a todos y a todas pero sabemos que el negocio lo manejan unos pocos, entonces justamente esto es lo que salimos a denunciar con estos nuevos discursos de minería sustentable que también se pusieron en el tapete hace muy poco por estas nuevas ideas de nacionalización y de darle valor agregado. Vuelven con el discurso del trabajo y quizás la gente que está en la ciudad puede hacer una lectura de este tipo de discursos, pero nosotros que estamos bien de cerca en los territorios, conectados con las comunidades, con la gente que sufre en el cuerpo el impacto de la megamineria tanto del oro como de litio, sabemos que estos discursos no tienen bases, que son solamente para convencer a la opinión pública y avanzar con un proyecto extractivo cada vez más profundo y que lo único que nos va a dejar es la destrucción en nuestros territorios. Esto es lo que venimos fuertemente tratando de visibilizar, está costando mucho en esta época de pandemia donde ni siquiera nos podemos trasladar, no nos podemos juntar, sin embargo las empresas mineras tienen vía libre para circular porque ellos son considerados como actividad escencial, esto es muy duro, muy contradictorio. En este último año de pandemia, mientras que las economías regionales cada vez se están empobreciendo más, la empresa Galaxy ya construyó su planta, una planta gigante de extracción, siendo que nosotros estamos denunciando desde el 2019 que no puedan las empresas seguir avanzando sobre el río Los Patos porque ya hay un antecedente de haber secado el río Trapiche que es de donde viene extrayendo agua la empresa Livent. Cinco proyectos que avanzan sobre este río, que además es parte del territorio de una comunidad indígena, atacameños del altiplano, donde tienen su ganado, pescan, y hoy en día están siendo perseguidos por una nueva policía que ha creado el gobierno que se llama la policía de alta montaña.

ELM: Estamos al tanto de la situación en Andalgalá, con el proyecto de la minera Agua Rica. Sabemos de las detenciones, de la persecución política que hubo a los compañeros y compañeras de la asamblea de El Algarrobo, pero también hay otros proyectos, esto de la empresa Livent en Antofagasta y estás 5 empresas que están extrayendo agua dulce del río Los Patos. Esto que decías de la nacionalización, que sería en realidad solamente un traspaso de manos, no hay interés en preservar las nacientes de los ríos, los glaciares y el agua pura.

LF: Todo este conflicto, que empezó en el 2019, estuvo en relación a que FMC Livent, como se estaba secando la vega de Trapiche y ellos querían ampliar la planta, iban a construir un acueducto en el río Los Patos. Ahí empieza la disputa de la comunidad que ya venía siendo violentada por la empresa Livent, despojando de los territorios, produciendo contaminación en el lugar, hay una laguna totalmente contaminada(Catal) donde vierten los desechos. Una serie de violencias sistemáticas donde los pobladores y los comuneros no tienen ni voz ni voto, sufriendo la impunidad sistemáticamente. Luego de empezar con esta oposición al acueducto Livent, empezamos a enterarnos de que también había sido otorgado no sólo para Livent el permiso de extraer agua del río Los Patos, sino que había otros para construir plantas de extracción de litio y sacar agua del río. En este momento tenemos a dos empresas, están avanzando y tienen los permisos y todo en regla como para comenzar con la extracción de litio, que implica la extracción de agua porque en esa región lo que se realiza es una minería evaporítica o megaminería de agua. El otro día hicimos un conversatorio hablando sobre este tema del agua y una bióloga decía ‘Livent consume agua en 14 días lo que toda la población de Antofagasta consume en todo un año’, es muy fuerte el impacto de una sola empresa. Ahora tenemos otra avanzando en la extracción y otros tres proyectos avanzando para en cualquier momento también comenzar a extraer. Además, la persecución de los pobladores también es muy fuerte, de hecho antes de que se largaron las restricciones por la pandemia, los pobladores realizaron un corte de ruta selectivo denunciando todo esto y a partir de ahí sufrieron represalias. A una de las docentes que estuvo apoyando todo esto le hicieron un sumario, en plena pandemia, le retiraron el sueldo y le inventaron una causa, y así también paso con una de las compañeras de Pucará, abogada, también le inventaron un sumario en el laburo. También los pobladores, los comuneros hostigados por esta policía de alta montaña cuando están realizando sus tareas en el campo con los animales, y un poquito antes de todo esto, la familia Morales, ahí en Antofagasta, se opuso a que las mineras pasaran por su terreno abriendo un camino, rompiéndoles sus alambrados al lado de la casa, y vino la policía y se llevó a toda la familia presa, golpeados, gente mayor, se los llevaron a Belén. Es algo muy fuerte lo que se vive en Catamarca y nosotros el nombre que le ponemos es ‘dictadura minera’ porque los tres poderes están aliados con las empresas y todo el tiempo fallando a favor de los intereses mineros. Tanto los jueces, la legislatura, el gobierno provincial y los gobiernos locales están todos aliados con las empresas y las poblaciones todo el tiempo son vulneradas. En este momento, que es tan difícil para nosotros juntarnos y movilizarnos, lo que más intentamos es visibilizar la situación desde las redes porque es bastante complejo y, como decíamos en nuestro comunicado, se sufre en el cuerpo.

ELM: Sabemos que la minería está planificada a 30 años en Argentina, es un conflicto que abarca varias provincias, recordemos los ‘500 ruidosos’ a los que hacía mención Arcioni en Chubut tras haber presentado un proyecto con 30.000 firmas. En Catamarca, ¿cómo se están organizando en la resistencia con tanta impunidad y sabiendo que lo que está en juego es, nada más, que la vida de nuestras generaciones futuras?

LF: Venimos tratando de sostener esta lucha y tratando de estar lo más unidos posibles entre los distintos territorios, apoyándonos y creando esta asamblea de asambleas y sosteniéndola. También manteniendo redes con los otros pueblos, no sólo de Argentina, sino también de Chile, Bolivia, intentando crear un frente común para la defensa del agua. Esto es en lo que venimos trabajando fuertemente desde el 2018, que desde Pucará organizamos la primera cumbre del agua latinoamericana para los pueblos, la segunda se hizo en Jáchal y, lamentablemente, la tercera iba a ser en Allen, Río Negro el año pasado, en el 2020, y tuvimos que suspenderla. En ese sentido, se nos está complicando mucho porque no podemos trasladarnos, no podemos juntarnos, no podemos planificar un montón de acciones, pero así y todo intentamos no bajar los brazos y sea como sea seguir conectados, seguir unidos, trabajando para fortalecernos, porque sabemos que esto es un momento clave y que no podemos hacernos a un lado.

ELM: Apoyamos la lucha y la resistencia de los pueblos de Catamarca en contra de la minería, sabemos que se omiten estudios de impacto ambiental, consultas populares, queremos dejar bien en claro que no hay licencia social para la minería en Catamarca.

LF: Está buenísimo sentir que cada vez somos más y que vamos creando una red cada vez más fuerte, porque porque esto es algo que sentimos que recién está empezando. Es un proyecto que están planificando para varios años y nosotros denunciamos que tenemos la responsabilidad de pensar en el futuro, no solo tenemos que pensar en el momento presente, que además sabemos que tampoco esto nos va a beneficiar, siempre los beneficios se van muy lejos. Pero aunque esto implicara algún tipo de beneficio para el presente, nosotros no podemos estar pensando solamente en el presente sino que tenemos una responsabilidad para con el futuro y para con nuestra tierra. Otra de las cosas que decimos es ‘si contamina no hay progreso’, si tenemos un beneficio de algún tipo por 10 años, después qué, después qué nos queda. Es un trabajo cuesta arriba pero sabemos que es el camino, que no nos queda otra porque como dicen los compas que están sufriendo en el cuerpo más fuertemente hoy, conviviendo con la megaminería cara cara, es la megaminería o somos nosotros. Tenemos bien en claro que somos el territorio y que nos toca defenderlo.

Escucá la nota completa:

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Emisión radio RNMA

La comunicación no es mercancia

Canción actual

Título

Artista

Radios RNMA

Background