Denuncian instalación de planta de arenas silíceas para fracking en Río Negro

Escrito por el 12 noviembre, 2020

La Asamblea de Vecinxs Autoconvocadxs por el Agua de Allen y Fernández Oro entregará este viernes 13 de noviembre en el Municipio de Allen un petitorio en el que exigen los informes de impacto ambiental de la instalación de la empresa NRG Proppants Argentina, que hará procesamiento y almacenamiento de arenas silíceas en esta ciudad rionegrina.

Desde la Asamblea afirmaron que los medios de la región califican como “acuerdo histórico” la aprobación, a través de una Resolución Municipal, del procesamiento de arenas silíceas para el fracking, a pesar de que se llevó adelante sin consulta ni información previa a la comunidad.

En la Resolución, la intendenta de Allen, Liliana Martin, como representante del municipio aprobó “AD referéndum del Concejo Deliberante”, con la aprobación solamente del presidente del Consejo, Mauricio Morales, la cesión de tierras a esta empresa.

Se trata de una parcela de 140 hectáreas que tendrá los mismos beneficios impositivos que cualquier empresa no contaminante y que, según denuncian desde la Asamblea, fue regalada por la intendenta sin consenso comunitario.

“No dice la Resolución qué hará la empresa en esos terrenos, pero lo sabemos pues la empresa lo comunicó en su página de LinkedIn: Proveerán arena natural (¿la sacarán de nuestras bardas?) y un agente sintético apto para hacer fracking (¿será nocivo?). La planta que instalarán será de procesamiento de arenas silíceas donde lavarán, harán corte húmedo y secado, clasificación y almacenamiento. En el proceso de construcción de obras para proveer agua y electricidad al predio darán trabajo a unas 700 personas, luego ocuparán solo unas 100, más o menos las mismos que quedan trabajando en el fracking luego de los masivos despidos y suspensiones durante la pandemia. ¿Cumplirán con la normativa que exige contratar mano de obra local?”, manifestaron desde la Asamblea, al tiempo que ni la empresa ni el municipio realizaron hasta la fecha una investigación del impacto ambiental que significa el procesamiento y manipulación de estas arenas tanto para la población como para los trabajadores de una actividad que genera polvo en suspensión de forma permanente.

Explicaron además que las arenas silíceas son muy livianas y volátiles, pueden recorrer kilómetros a la redonda por acción del viento: “La sílice es un mineral que al triturarlo en pequeños micrones es similar al vidrio. Según el Ingeniero en Petróleo Roberto Ochandio, las arenas silíceas requieren de procesos especiales en su tratamiento y extracción, que dejan flotando en el aire ‘partículas que cuando uno las respira se depositan en el fondo de los pulmones y provocan silicosis, una enfermedad de los pulmones que es mortal’. Por eso, remarcó que hay que investigar ‘qué procesos van a utilizar para limpiar la arena, y asegurarse que no usen algo que envenene el agua pues van a dejar un agua residual contaminada con un neurotóxico muy peligroso como la acrilamida’”.

Ochandio detalló además que “independientemente de dónde se industrialice la arena, la contaminación va a estar. El polvo de sílice va a quedar en todos los lugares donde se haga la extracción, en el lugar de procesamiento, más todos los lugares donde se transporte. Hacerlo cerca de una zona poblada es realmente irresponsable”.

Desde la Asamblea recordaron que en 2009 se logró sacar la planta de maniobras de yeso por lo perjudicial del polvillo para los barrios, en especial de la zona norte, pero remarcaron que la localidad ya está sufriendo las consecuencias de la contaminación y devastación que deja el fracking en tierras productoras de alimentos: “Arrasadas para instalar torres de fracking de empresas que en unos años se irán. A partir del fracking, la industria petrolera vive sedienta de arenas. Hay que tener en cuenta que un pozo estándar requiere, al menos, de 3.000 toneladas, inyectadas junto a miles de litros de agua y peligrosos químicos para resquebrajar las rocas del subsuelo y extraer crudo o gas a la superficie. Esgrimimos el Artículo 8 de nuestra Carta Magna que dice que los funcionarios son ‘personalmente responsables en los ámbitos civil, administrativo, penal y político por los daños causados al Municipio y/o terceros por incumplimiento o cumplimiento irregular de sus funciones’”.

En este marco, la Asamblea marchará junto a otras organizaciones de la zona este viernes 13 de noviembre, a las 10.30, al Municipio de Allen para entregar un petitorio y exigir los informes de impacto ambiental de la instalación de la empresa NRG Proppants Argentina.

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Emisión radio RNMA

La comunicación no es mercancia

Canción actual

Título

Artista

Radios RNMA

Background