Guernica: A una semana del desalojo y represión, nada se resolvió

Escrito por el 5 noviembre, 2020

Las familias desalojadas el jueves pasado les respondieron a los funcionarios bonaerenses que los responsabilizaron por no haber llegado a un acuerdo. Organizaciones de izquierda denunciaron el accionar violento de la policía provincial. Quiénes están detrás de los terrenos de Guernica.

“La actitud de les vecines siempre fue solucionar el conflicto, y la demanda impostergable siempre fue por tierra para vivir”, afirman desde la Coordinación de Delegades y organizaciones de la recuperación de tierras de Guernica.

A través de un comunicado, señalan que, por el contrario, desde el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires nunca presentaron propuestas reales, inmediatas, de tierras o viviendas para destrabar el conflicto, ni se sentaron a analizar técnicamente la propuesta de solución integral que presentó la Comisión de Urbanismo, compuesta por profesionales universitarios y el cuerpo de delegades: “La propuesta planteaba una alternativa habitacional y legal viable, en terrenos que hasta el día de hoy no pueden demostrar propiedad efectiva. El Gobierno prefirió defender el interés de la ampliación de un barrio privado, donde se construirá una pileta de natación y canchas de rugby, e incluso el interés de loteadores piratas que no tienen papeles, en contra de la constitución de los cuatro barrios de familias trabajadoras”.

Respecto a las conversaciones en las horas previas al desalojo, desde la Coordinación explican que recién el lunes 26 de octubre, por primera vez en tres meses, el Ministerio de Desarrollo, que encabeza Andrés Larroque, puso por escrito una propuesta, que orientaba a un acuerdo con terrenos transitorios, a la que se le realizaron varias modificaciones en el marco de consultas en asambleas y debates con las 1.450 familias que se encontraban en el predio.

“Luego de enormes dilaciones por parte del gobierno, recién el martes 27 a las 16 y 30 horas el Ministerio llevó a recorrer los terrenos donde se reasentarían temporalmente las familias. A las 18 y 30 horas terminó está recorrida, y se pudo llevar la información a las asambleas. Tres de estas asambleas pudieron hacerse esa misma noche, entre las 19 y las 23, pero otra debió esperar hasta el otro día por la mañana.

De las asambleas de los cuatro barrios, tres aceptaron la propuesta, que en lo inmediato requería la reubicación a terrenos transitorios del Barrio La Unión, y la respuesta efectiva y homologada del lote con servicio para todas las familias censadas en un plazo de 6 meses, combinado con el pedido al Poder Judicial de la suspensión del desalojo a los otros tres barrios, para buscar alternativas similares a la del Barrio La Unión. Esta aceptación por la mayoría habilitó que les delegades concurrieran a firmar el acuerdo con las autoridades ministeriales, el miércoles temprano por la tarde. Sin embargo, Larroque y demás funcionarios rechazaron firmarlo, argumentando que los plazos estaban vencidos, y que ya no había tiempo para el diálogo.

Luego de todas sus maniobras dilatorias y desconociendo el enorme esfuerzo de participación popular para darle forma definitiva al acuerdo, el Gobierno rompió el diálogo, negando el acuerdo, y habilitando la salida represiva sin ninguna solución efectiva para les habitantes de los cuatro barrios, que hoy no cuentan con un espacio para poder asentarse”, relatan desde la Coordinación.

Como se sabe el desalojo del predio se llevó adelante de manera violenta, represión, detenciones, quema de las precarias casillas, pero también allanamientos arbitrarios a domicilios de vecinos y vecinas de la toma, detención de transeúntes, rastrillaje de las calles con camiones, e intimidación permanente con la circulación de motociclistas encapuchados y armados.

“Tenemos la sensación que las necesidades de los más pobres fueron sacrificadas una vez más, en el altar de los intereses de los poderosos de siempre. Algunos de ellos directamente vinculados a francos actos de corrupción o acuerdos impúdicos con gobiernos genocidas. Es a ellos a quienes se les ha dado la solución. No a nosotres.

La tierra para vivir, la tierra para producir, la tierra en función de los intereses sociales , comunitarios del pueblo obrero o la tierra privada para la especulación ,los negocios inmobiliarios , para el desarrollo capitalista que está poniendo en jaque a la humanidad entera en su destructivo afán de lucro a costa de la vida humana y la naturaleza entera del planeta. Ese es el debate que se dio. La ola de desalojos que recorrió el país que arrancó el 29 con recuperaciones de tierra desalojadas, muestra a las claras cuál fue la decisión del gobierno”, expresan.

Finalmente, la Coordinación exige la inmediata renuncia de Berni y una pronta propuesta con soluciones reales para el conjunto de las 1.450 familias censadas, tomando como base los acuerdos alcanzados hasta el día 28: “Las familias de Guernica nos seguimos organizando y reclamando una solución de fondo a la urgente necesidad de viviendas para todes”.

 

“Los dueños de la tierra”

En los últimos días, el Equipo de Investigación Política (EdIPo) difundió los resultados de un trabajo realizado sobre los dueños del terreno desalojado, poniendo el eje en la empresa Bellaco SA, que posee una parcela de 360 hectáreas y solicitó el desalojo a la justicia, y su director y representante Gervasio Pérez Pesado.

En estas tierras, Bellaco quiere llevar adelante un emprendimiento inmobiliario, con barrios privados, clubes exclusivos, canchas de golf y lagunas artificiales; sin embargo desde 2018 no paga los impuestos inmobiliarios, registrando deudas ante ARBA por casi un millón de pesos.

Además, en junio de 2019 la empresa dejó de aportar al seguro y la obra social de sus empleados, motivo por el que en febrero de 2020 la aseguradora Experta ART rescindió su cobertura.

Según datos del Registro de la Propiedad, Bellaco SA adquirió la parcela el 20 de julio de 1983, escriturando el 24 de octubre del mismo año. Es decir, durante la última dictadura cívico militar. A su vez, la empresa fue creada el 10 de mayo de 1983, muy poco antes de la compra del terreno.

EdIPo averiguó además que César Emilio Pérez Pesado, alias “Copete”, padre de Gervasio, fue funcionario de la dictadura por lo menos entre 1980 y 1982.

“Según el Decreto Secreto 1173 de 1980, el 30/5/1980, ‘el señor asesor de la Subsecretaría General doctor don César Emilio PEREZ PESADO, fue designado para acompañar al presidente Videla en un viaje oficial a la República Popular China’. Copete Pérez Pesado, quien presidió El Bellaco SA hasta su muerte, también fue socio de Abel Blas Román, intendente de facto de la ciudad de La Plata entre 1981 y 1983. Juntos fundaron el Estudio Pérez Pesado – Román y asociados en 1964. Según la sucesión iniciada en noviembre de 2013, Copete Pérez Pesado poseía, además del campo de Guernica: 4 lotes en Berazategui, un predio en Dolores, tres propiedades en La Plata, otro predio en Pilar y 15 campos en Olavarria. Y esto es solo lo declarado hasta hoy”, detallaron desde EdIPo.

Denuncia de la izquierda

Organizaciones y partidos políticos presentaron ante el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Sabina Frederic, denuncias sobre las detenciones llevadas a cabo por las fuerzas policiales durante el desalojo de Guernica. Adelantaron que harán lo mismo ante organismos contra la violencia institucional y defensores de derechos humanos.

“El operativo tuvo como objetivo no solamente llevar a cabo el desalojo del lugar sino que también se asistió a una verdadera cacería de las personas que se encontraban en el predio, aun cuando había sido cumplido el abandono del mismo. Esto, sin ningún tipo de justificación, ya que no emprendían ningún tipo de acción contra las fuerzas de seguridad, cuyo accionar se extendió más allá de cualquier marco legal”, expresaron las organizaciones en la presentación.

Allí señalaron que el 90% de los detenidos fue aprehendido hasta a diez cuadras de distancia del predio desalojado; incluso algunos testimonios dan cuenta de gente que tuvo que correr hasta Glew perseguida por agentes en moto y helicópteros.

“También dejamos asentado que las detenciones se llevaron adelante violando infinidad de disposiciones legales: menores de edad fueron trasladadas con mayores y por personal de civil sin identificación; detenidos fueron mantenidos de rodillas durante casi dos horas sin poder moverse contra los que se ejecutaron torturas ya que la sola permanencia inmóvil con los brazos por atrás provocaba calambres y dolores y el personal policial tironeaba haciendo fuerza para ejercer dolor. Los detenidos fueron mantenidos por más de cuatro horas en camionetas pequeñas y cerradas sin ningún tipo de ‘distanciamiento social’, posibilidad de ir al baño ni provisión de agua. La demora en el lugar solo parecía justificarse en que los miembros de las fuerzas policiales almorzaran. Se les negó incluso una vez en la sede de la DDI la provisión de alimentos y agua, que solo se suministró a quienes tuvieron la valentía de solicitarlo”, afirmaron.

A su vez, en ningún momento se garantizó la presencia de personal femenino para efectuar las detenciones de las mujeres: “Todas fueron detenidas por personal masculino que no ahorró en expresiones de índole sexual hacia las más jóvenes. La detención de las cinco mujeres -en el grupo que se encontraba una menor de edad- fue en el patio trasero de una casa del barrio aledaño al predio, donde se habían tratado de esconder para preservarse de las balas de goma que les disparaban cuando eran perseguidas por motos policiales mientras corrían tratando de alejarse del lugar. Además, se le negó la atención sanitaria inmediata a una de ellas que presentaba heridas sangrantes en la cabeza. Una joven fue arrastrada por el piso varios metros al ser detenida. En el lugar, la revisación médica que se les ofreció a los detenidos, hombres y mujeres, era al aire libre, sin una carpa que resguardara si debían desnudarse, por lo cual la mayoría firmó que no tenía heridas sin ser revisado. A un detenido le bajaron los pantalones y profirieron amenazas sobre su integridad sexual”.

Las organizaciones realizaron además este lunes una conferencia de prensa en la que rechazaron las declaraciones del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, sobre la participación de la izquierda en Guernica.

Allí reclamaron que el funcionario “haga públicas las pruebas que sustentan sus acusaciones” respecto a que las organizaciones poseen un arsenal de gases o que la propia gente quemó sus casillas donde perdieron sus pocas pertenencias. “Sabemos que no las tiene, se demostrará que miente y tomaremos las medidas legales que correspondan”, agregaron.

La lucha continúa

La Coordinación de Delegades de la Recuperación de Guernica  y organizaciones sociales realizarán este viernes 6 de noviembre una Jornada Político Cultural por Tierra, Hábitat y Vivienda, de 16 a 20, en el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires. El objetivo es debatir y visibilizar de las distintas experiencias de recuperación de tierras en Buenos Aires; además de seguir fortaleciendo la lucha de las familias de Guernica y de todas las recuperaciones, y seguir poniendo en agenda la problemática de los vecinos y vecinas desalojados.

Durante la jornada habrá paneles de organismos de Derechos Humanos, la Comisión de Urbanismo que realizó el proyecto de urbanización para Guernica, Comisiones de Salud y Niñeces que formaron parte del proceso, Comisión de Géneros, Mesa de Comunicación Popular. También habrá una transmisión en vivo y radio abierta, y muestra fotográfica de colectivo de fotógrafes y periodistes que estuvieron haciendo cobertura durante estos tres meses.

En tanto, en otra de las recuperaciones de tierras que se registran en la provincia de Buenos Aires se realizará este sábado 7 de noviembre una Jornada de Arte y Resistencia. Será en el Barrio Los Ceibos, km 32, ruta 3, La Matanza, donde a partir de las 16 los vecinos y vecinas harán charlas, juegos, to

rneos de fútbol, bingos solidarios, actividades para los chicos, además de compartir una olla popular. A su vez, se recibirán donaciones de alimentos, verduras, ropa y calzados para bebés y niñxs, pañales, etc.

Fuentes: Indymedia / Resumen Latinoamericano / Revista Crisis

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Emisión radio RNMA

La comunicación no es mercancia

Canción actual

Título

Artista

Radios RNMA

Background