Asambleas y comunidades continúan la resistencia a la megaminería

Escrito por el 29 octubre, 2020

Las comunidades Mapuche Tehuelche de Chubut repudiaron el apoyo del Secretario de Minería de la Nación, Alberto Hensel, al gobernador Mariano Arcioni para habilitar la megaminería en la provincia. En tanto, la Asamblea en Defensa del Agua y el Territorio de Ingeniero Jacobacci, Río Negro, desmintió los dichos de la Empresa Patagonia Gold respecto a la existencia de consenso social para el desarrollo del megaproyecto minero Calcatreu.

La resistencia, la lucha y las amenazas son permanentes. El foco puede estar en una declaración de apoyo, en dichos al pasar a la prensa o directamente en una resolución publicada en el boletín oficial, pero las señales a favor de la megaminería en Argentina, sobre todo en el sur del país, son permanentes, y las asambleas y comunidades que pelean para evitar su avance lo saben y están atentas y pendientes para denunciar cada paso en contra del territorio.

El 23 de octubre pasado, en el marco de un encuentro virtual realizado por la Comisión de Energía, Minería y Combustibles del Senado de la Nación, el secretario de Minería de la Nación, Alberto Hensel, declaró: “Estamos acompañando la iniciativa del gobernador Mariano Arcioni de desarrollar la minería en la meseta”. Estas declaraciones generaron el repudio inmediato de las comunidades mapuche tehuelche de la meseta centro norte de Chubut.

“Repudiamos que desde distintas instituciones y organismos de gobierno provinciales y nacionales, se vulnere nuestro derecho a participar en la toma de decisiones que nos afectan”, manifestaron en un comunicado difundido hace pocos días.

“Repudiamos el accionar del secretario de Minería de la Nación Alberto Hensel, del gobernador Mariano Arcioni, de la Subsecretaría de Minería de la provincia del Chubut, y de los jefes comunales que sirven de lacayos de las empresas megamineras, y buscan instalar en el territorio que habitamos sus actividades destructivas y contaminantes.

Todos estos personajes, menosprecian y ningunean nuestra voluntad de defender el territorio y el agua, de cuidar nuestra salud, y nuestra posición en contra de la megaminería, que hemos expresado más de una vez en marchas y por diversos medios. Y que es la de miles de habitantes de esta provincia y de Puel Mapu, como se vio expresado en las 30.916 firmas por medio de las cuales apoyamos la Segunda Iniciativa Popular contra la megaminería”, agregaron.

Las comunidades advirtieron que en su discurso, Hensel reiteró conceptos falsos y contradictorios como “minería sustentable”, “minería ambientalmente sostenible” o “responsabilidad social empresarial”: “Como si nosotros no conociéramos los procesos que implican estas actividades y lo nocivos que son en todas sus etapas, evitando nombrar los desastres que ha producido esta actividad en provincias como San Juan o Catamarca, o el poco beneficio económico que deja para las arcas del Estado por leyes como la 24.196. Y anunciando una ‘Mesa Nacional’, para las próximas semanas a la cual no se han convocado aún a los Pueblos Originarios a través de nuestras instituciones representativas legítimas”.

El mismo 23 de octubre en la localidad de Telsen, autoridades institucionales, junto con Leonardo Bowman (presidente de esa localidad), Santiago Huisca (presidente comunal de Gan Gan) y una representante de la subsecretaría de Minería se reunieron en una “Mesa de Desarrollo”, que no fue informada abiertamente a los habitantes de esas localidades, ni a las comunidades mapuche tehuelche. Lo mismo sucedió la semana anterior en Gastre, donde se encontraron el presidente de su comuna Genaro Perez, quienes conforman su equipo, algunos productores y Cecilia Domínguez como parte de la Subsecretaría de Minería.

“Rechazamos cualquier intento de proyecto de ley que sirva a los intereses de instalar la megaminería en la meseta. Así como también que se quieran realizar cateos o exploraciones mineras sin consulta o consentimiento previo, libre e informado a los Pueblos Originarios, y todos los pasos legales ambientales que implican estos procedimientos. Y que al no realizarse convierten a la actividad minera en ilegal, inconstitucional y clandestina. Reivindicamos que seguiremos protegiendo y cuidando el Ko/Agua, contra cualquier actividad y sustancia química que pueda contaminarla gravemente, y afectar nuestra salud. Y con ello no solo nos referimos al cianuro, sino también a los xantatos, el ácido sulfúrico, los detergentes y espumantes químicos, los metales pesados como el plomo y el cobre, entre otros”, expresaron la Comunidad Los Pinos, Comunidad Mallín de los Cual, Comunidad Yala Laubat, Comunidad Ñuke Mapu de El Escorial, Comunidad Laguna Fría – Chacay Oeste, y Vecinxs autoconvocdxs de Gan Gan por el No a la Mina.

En igual sentido se pronunciaron desde la Asamblea en Defensa del Agua y el Territorio de Ingeniero Jacobacci (o Huawel Niyeo, en su nombre originario), de Río Negro, al desmentir declaraciones de representantes de la Empresa Patagonia Gold respecto a la existencia de consenso social para el desarrollo del megaproyecto minero Calcatreu.

Los integrantes de la Asamblea consideran que el Proyecto Calcatreu es una amenaza Provincial y Patagónica que, si se efectiviza, arruinará la tierra y los llevará a la pobreza. En este sentido, denuncian estrategias de cooptación de voluntades por parte de la empresa, mediante el engaño y falsas promesas de progreso económico, aprovechando la precarización, el abandono y la falta de proyectos realmente sustentables para quienes viven en las zonas amenazadas.

Aseguran que el Gobierno de Río Negro, a través de las Secretarías de Minería y de Ambiente conjuntamente con el Departamento Provincial de Aguas, trabaja junto con la empresa Patagonia Gold para conseguir la tan ansiada licencia social, utilizando un argumento repetido “los adecuados controles aseguran las condiciones de sustentabilidad, respeto ambiental y mejoramiento económico en la zona”.

Respecto a la tan mencionada sustentabilidad, en una entrevista de Enredando las mañanas, el programa de radio de la Red Nacional de Medios Alternativos, Marina, integrante de la Asamblea en Defensa del Territorio de la provincia de Chubut, expresó: “Cuando hablan de sustentabilidad de la minería lo que están diciendo es que una vez que se cierra un proyecto hay otro. Esa es la sustentabilidad que plantean, no es que el proyecto sea sustentable a lo largo del tiempo y que cuide al medio y a las generaciones futuras, como sí ocurre con otras actividades que son verdaderamente sustentables y sostenibles. La sustentabilidad está dada por la extensión del territorio y la destrucción consecutiva del mismo. Tenemos que frenar definitivamente esta amenaza”.

Frente a este intento de avance megaminero permanente es que pelean las asambleas y comunidades, para que no se destruya el medio en el que viven, para que – tal como señalan desde la Asamblea en Defensa del Agua y el Territorio de Ingeniero Jacobacci – no se utilicen millones de litros de agua por día para extraer minerales destinados en su mayoría a la especulación financiera de las empresas explotadoras, para que no se utilicen toneladas de explosivos y sustancias contaminantes para separar los minerales que extraerán, a cambio de prácticamente nada, con los pasivos ambientales que estos métodos conllevan, para no sufrir el tremendo desastre ambiental que provoca la mega-minería extractivista.

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Emisión radio RNMA

La comunicación no es mercancia

Canción actual

Título

Artista

Radios RNMA

Background