“El agua debe correr libre por los ríos”

Escrito por el 3 agosto, 2020

El pasado 3 de junio, el gobernador de Neuquén aprobó el inicio de la construcción de una represa sobre el río Nahueve, en el norte de la provincia. Desde las asambleas en defensa del agua de Chos Malal, Malal, Tricao Malal, Andacollo, Huinganco y Las Ovejas rechazan el proyecto y denuncian sus implicancias. “Nuestra lucha por el agua es la lucha de los pueblos a una vida digna, nuestra lucha es porque el ambiente sea respetado como algo sagrado y eso significa que no se toca”, dijo Natalia Carzoglio a El Zumbido.

Natalia Carzoglio, de la Asamblea del Agua de Chos Malal, informó a El Zumbido que quienes integran estos espacios en el norte neuquino son grupos de vecinxs de toda extracción cultural, campesinxs, mapuche, profesionales, docentxs: “somos un movimiento que defiende los ríos libres y que el agua corra libre por los ríos, un agua que hace tiempo viene escaseando”. Relató que “desde el 2017 tenemos una ley en la provincia de emergencia hídrica ambiental, debido a la sequía y a los caudales mínimos históricos que se están dando en nuestros ríos” y detalló que “hoy por hoy estamos defendiendo a toda la cuenca del río Neuquén y sus afluentes, como es el Nahueve, que tienen proyectados proyectos de aprovechamiento de energía hidroeléctrica de una manera muy violenta y nociva para el ambiente y para la humanidad toda”.

“Queremos rescatar y resaltar esta visión que tienen las asambleas del norte neuquino, de haber aprendido también la cosmovisión mapuche y la cosmovisión andina, de poder ver a la tierra como un todo, a la humanidad como un todo, y  no centrado solamente en el humano”, subrayó Carzoglio.

La obra consta de 20 represas en todo el norte neuquino: “estamos hablando de represas que se instalan sobre el río, que son paredes de hormigón con una alta contaminación en las aguas, retienen en embalses el agua” y la lleva adelante la empresa Rovella Carranza, de San Luis, junto con Industrias Metalmecánicas Especiales SA. La mujer recordó que “es una empresa dedicada a la construcción, que a partir del 2011 se dedica a obras energéticas y entra a la provincia de Neuquén el año pasado, cuando gana una licitación para terminar la ruta 51 entre Vista Alegre y el dique El Chañar, dentro del financiamiento y ampliación de la multitrocha de cuatro carriles para hacer esa ampliación junto con CN Sapag”.

Desde el 20 de julio la empresa está en Nahueve “haciendo el sitio de los obradores y las oficinas, con mucho descuido en medio de nieve y lluvia, ha hecho barriales y aplastado lahuen, coliguay, muchas plantas de monte nativo”.

La integrante de la Asamblea de Chos Malal detalló que “la empresa está montando un obrador donde se proyecta una cantera de hormigón para hacer la represa, el embalse o azud, que es una pared de 4 a 6 metros de punta a punta del río, que mantiene embalsada el agua para que ingrese a un canal de conducción, o sea a un azud derivador, que deriva el agua durante 4 kilómetros de recorrido en unas cañerías, la mayoría es de sección cerrada, y solo un kilómetro de estos cuatro kilómetros de canal cementado-hormigonado van abiertos, todo lo demás es un canal cerrado que pasa por 11 chacras destrozando muchas producciones de las que mencionábamos anteriormente, se lleva puesto nogales de más de 200 años, pasa y arrasa una huella de arreo de donde vienen arreando muchas comunidades, como la comunidad Antiñir Pilquiñan en Los Miches”. Este canal obra de barrera, “es una barrera a la llegada al río, o sea todos los animales de la fauna silvestre y también doméstica que queda del lado de arriba de la montaña no va a tener pasajes hacia la costa del río Nahueve, y lo más grave es que durante esos cuatro kilómetros el caudal que se deriva, son 18 metros cúbicos por segundo, es el caudal medio que tiene el Nahueve”. Carzoglio explicó que “hay cinco meses del año, esto es tomando un ciclo de 10 años y sacando promedios, que es lo que presenta la provincia en este proyecto, cinco meses que ese caudal no lo tiene el río, o sea, tiene menor a su caudal medio; nuestra preocupación es de cuánta agua va a quedar hacia aguas abajo después de este azud derivador que tiene que tener una alimentación continua, porque este canal después de recorrer estos 4 kilómetros y de pasar por el medio del pueblo de Los Carrizos llega a una zona donde se planifica instalar la central hidroeléctrica sobre un mallín o vega, que es un pasto muy preciado y muy cuidado por las leyes internacionales, sobre todo de humedales, y lo destruye completamente, ahí se produce el salto, la instalación de las turbinas”. Continúa: “para las turbinas se había presentado el extranjero Lewis, que tiene apropiación de tierras en Río Negro, en la zona del Lago Escondido, Chubut también, y en este lugar, que es un mallín que produce actualmente 400 fardos para la familia que ahí vive, campesina, que no está siendo reconocida y que viven de los animales y de la actividad trashumante y de ganadería, para esta familia el mallín se destruye en el salto, lo cual también genera aguas abajo una turbidez en el río y una cantidad de sedimentos que aguas abajo se van a manifestar; el tramo del río que queda sin este agua, que son toda la costa de Los Carrizos,  el parador turístico y todo eso, quedaría con un hilo de agua y con una alta concentración de sólidos y de químicos que se concentrarían por la reducción de caudal”.

Natalia Carzoglio remarcó que “la audiencia pública se llevó a cabo en septiembre del 2018 bajo engaño, no consultando a todos los parajes que están afectados en el área de impacto e influencia de la represa” y destacó: “nuestra lucha por el agua, es la lucha de los pueblos a una vida digna, es una zona de mucha producción; nuestra lucha es porque el ambiente sea respetado como algo sagrado y eso significa que no se toca”.

Para las asambleas, “el impacto más grande que tiene es sobre la fauna del agua, sobre todo lo que es piscícola, es el paredón que va a originar una mortandad importante de peces y por eso el proyecto también incluye una siembra de peces de trucha arco iris, que va hacer también un desequilibrio y un daño en el ambiente”, por eso “junto a la asamblea también se han levantado y se han acercado, agrupado y organizado los pescadores y guías de pesca que ven la amenaza de que el río tiene actualmente un alga que se llama dídimo, que ha sido ingresada por Nueva Zelanda en las botas y en la ropa, y ese alga tiene un tipo de reproducción que se instala en el fondo de los ríos y dificulta la operculación, que sería que nazcan los huevos de los peces, y aparte afecta la vida de otros invertebrados; es así que con el agua corriendo libre por los ríos este alga naturalmente tiene un ciclo en donde se limpia y con las crecidas del invierno y el movimiento se degrada, se desintegra, se diluye”.

Todos estos efectos van a ser contrarios, con la represa se van a concentrar estas algas, se va a detener el agua y estos impactos también sobre una zona sísmica de fallas como es la Cordillera del Viento y los Andes, aumentan las represas el riesgo sísmico”, agregó: “también es un lugar el Nahueve que tiene una gran cantidad de especies de aves que van a ser perjudicadas por la línea de alta tensión que sale de las turbinas de la central hidroeléctrica y aparte por la sequía que van a originar gradualmente en los pueblos de abajo y en toda la cuenca del río Neuquén”.

La entrevistada también destacó que “el mecanismo de participación ciudadana de las leyes de acceso a la información pública no se dieron plenamente, o no se dieron de una forma real de construir un proyecto que tenga que ver con necesidades de la comunidad” y explicó que “este proyecto genera energía para una red de interconexión nacional, no es para energía para la localidad, así como tampoco es un proyecto de riego; si bien el proyecto presenta algunas bocatomas donde poder regar, no tiene en el pliego de la obra de licitación esas obras habilitadas, es uno de los multi propósitos que se plantean como objetivos potenciales que se pueden desarrollar con otro proyecto, como podría ser, un proyecto de recursos hídricos o de riego”.

“Estamos convocando a toda la comunidad y a toda la cuenca del Neuquén, todas las poblaciones que sientan el llamado del agua y la responsabilidad de que este agua siga corriendo libre por los ríos para poder ser siempre un bien común de la humanidad y de la naturaleza y así poder disfrutarlo y dejarlo para las generaciones futuras y también para que el agua corra siempre libre por los ríos y eso garantice el ciclo del agua en la naturaleza, y no que se concentre cada vez más sin agua el calentamiento global”, finalizó Carzoglio e invitó a seguir a las Asambleas del Agua del Norte Neuquino en las redes sociales para informarse, participar y “gritar todos juntos que el agua corra libre por los ríos”.

Escuchá la nota completa:

 

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Emisión radio RNMA

La comunicación no es mercancia

Canción actual

Título

Artista

Radios RNMA

Background