Desmonte en Chaco: “El sistema extractivista y contaminante no se paró en nada durante la cuarentena”

Escrito por el 14 julio, 2020

Durante la cuarentena los grandes medios y las redes instalaron la imagen de los animales silvestres visitando la ciudad, como una  liberación de la naturaleza de la mano destructiva del humano. En Chaco, sin embargo, el desmonte no para. En la provincia se ha incorporado la actividad forestal como actividad agropecuaria, haciendo del desmonte una actividad esencial. “Se pueden calcular 14 camiones por día por lo menos, que vienen del Impenetrable” afirma Diana, integrante de la Agencia Timbó y del colectivo Somos Monte. También escuchamos la voz  de Nora Giménez, abogada de la ONG Consciencia Solidaria. Por  Enredando Las Mañanas.

Terminamos el Enredando Las Mañanas de este miércoles con la columna de la Agencia Periodística Timbó para informarnos acerca del avance del desmonte en la provincia de Chaco. Lejos del enfoque romántico de la naturaleza recuperándose por la cuarentena obligada, el Impenetrable chaqueño sigue siendo deforestado. El 13 de marzo el gobierno convocó una reunión del Consejo Ambiental para realizar el ordenamiento territorial que corresponde a la Ley de Bosques, en un lapso de 90 días. En la situación actual, esta medida impedirá la participación popular, y la consulta libre, previa e informada a las comunidades indígenas.

Diana, integrante de la Agencia Timbó y del colectivo Somos Monte, nos decía: “Diste en la tecla de esta romantización que hay de la cuarentena… que con esto vamos a detener el cambio climático y le damos un respiro al planeta. Me parece que todo lo contrario. En realidad hay una buena posibilidad para el capitalismo de tenernos a todos encerrados mientras siguen haciendo sus negocios que parecen no tener límites. Desde la asamblea Somos Monte nos reunimos desde febrero del 2019 para frenar los desmontes. En 8 años se han desmontado casi 29 mil hectáreas en la provincia y se han otorgado permisos de desmonte por más de 475 mil estamos hablando de casi 500 mil hectáreas”.

“Nos reunimos también para pensar en la actualización de los ordenamientos territoriales de la Ley de Bosques que es la que pinta el mapa de verde, amarillo y rojo para diferenciar las zonas que se pueden desmontar, las que se pueden manejar forestalmente y en cuáles está prohibido el desmonte. Han querido ampliar la zona verde del Impenetrable, que es el segundo bosque más importante de América latina, y uno de los bosques secos más importantes del mundo. Hemos frenado este ordenamiento territorial por pedido de la asamblea, nosotros queremos que haya ordenamiento pero que exista participación popular”.

“Durante la cuarentena, el 13 de marzo el gobierno convocó a una reunión del Consejo Ambiental para hacer este ordenamiento en 90 días, lo que para nosotros es terrible ya que no se va a poder garantizar la participación popular y la consulta libre previa e informada a las comunidades indígenas.”

Por otra parte lo que sucedió con todas las actividades extractivas que fueron exceptuadas de la cuarentena por el decreto 297/20, que ha incorporado a la actividad forestal como actividad agropecuaria y por lo tanto los desmontes no se han detenido. Así, por denuncia de la gente del Impenetrable que se realizan con mucho miedo, se pueden calcular unos 14 camiones por día por lo menos que vienen del Impenetrable trayendo los rollizos de algarroba, de guayacán y de quebracho.

“Nos reíamos porque para poderte talar quebracho se lo debe declarar enfermo para extraerlo y cualquier agujerito que le encuentran a un tronco, lo declaran quebracho enfermo y lo sacan del monte. Estamos perdiendo árboles centenarios y se puede tornar irreversible la recuperación del monte. Para ilustrar un poco lo que pasa hablamos con Nora Jiménez que es una abogada de la ONG Consciencia Solidaria perteneciente a las asambleas que trabajaban en las presentaciones judiciales que hace Somos Monte para frenar los desmontes. A fines de mayo se presentó una medida cautelar para poder frenar esto y no hay respuesta todavía mientras los desmontes siguen.”

En audio de Nora ella nos contaba: “Con respecto al desmonte la actividad forestal por el primer decreto nacional 297 no fue permitida a nivel nacional, sí estuvo exceptuada del aislamiento la actividad agrícola. En el Chaco exceptuaron la actividad forestal antes de que lo haga la nación, a través de una decisión administrativa por facultades que le delegara el presidente en el 297 al jefe de gabinete. La provincia lo primero que hizo es interpretar sin competencia si la actividad forestal estaba dentro de la actividad agrícola, y para eso usó decretos del gobierno de Menem que decía que se podía considerar actividad agrícola a la minera y a la forestal. Estoy hablando de un decreto del año ‘92”.

“Esto lo pueden ver en la resolución del doctor Olivares donde hace mención de los antecedentes de su decisión administrativa. Realmente y técnicamente la fundamentación no tiene relación y desde lo legal te puedo decir que hace referencia a las decisiones administrativas locales. Solamente tienen en cuenta el 297 para interpretar y exceptuar la actividad forestal. Ahora en un caso de emergencia sanitaria la competencia es nacional y concurrente con la provincia en la medida en que se acate lo nacional”.

“Esta fue la primera irregularidad que nosotros pudimos percibir en la provincia, apurados para exceptuar la actividad forestal. Esta decisión del gobierno permitió que se acelerará el desmonte y se sacara toda la madera que pudieron con la perspectiva de que pudieran no exceptuarla. Tenemos conocimiento del transporte de la madera desmontada desde el monte a Resistencia. Yo vivo en frente del galpón de una sociedad que trabaja con madera para construcción y doy testimonio de que no pararon de llegar camiones de todos lados, bajando y subiendo madera”.

“Esa actividad cesó únicamente los primeros días de cuarentena. Desde entonces cualquier persona que está en el interior puede dar cuenta que la circulación de camiones no paró. El conocimiento de las situaciones irregulares están plasmadas en los medios. Los empresarios desautorizaron nuestros informes en las redes y los avisos que nosotros hacíamos de toda esta situación. La agresión fue continua cada vez que nosotros presentábamos informes o pedidos. Las autoridades nunca respondieron nuestros reclamos pero si designaron gente en Bosques para dar los permisos de desmonte”.

“En el Chaco el problema es el desmonte pero en la zona oeste de nuestro país es la actividad minera, en la zona de Entre Ríos y la llanura son los agrotóxicos. El sistema extractivista y contaminante no se paró en nada durante la cuarentena”.

Escucha el audio completo: El desmonte en Chaco nunca frenó, y ahora es considerado una actividad esencial

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Emisión radio RNMA

La comunicación no es mercancia

Canción actual

Título

Artista

Radios RNMA

Background