Neuquén en fase 1: trabajadorxs de la salud infectadxs y falta de personal, camas e insumos

Escrito por el 6 julio, 2020

Desde el 1 de julio, después de haberse declarado la transmisión comunitaria del virus covid19, Neuquén volvió a la primera fase de la cuarentena. Mientras el número de infectadxs aumenta, trabajadorxs de salud denuncian la multiplicación de casos entre ellxs y la falta de políticas de fondo para afrontar la pandemia.

En diálogo con El Zumbido, la trabajadora del Hospital Castro Rendón e integrante de la agrupación Violeta Negra en Ate, Flor Peralta, aseguró que “nos encontramos con un sistema de salud que está con una crisis latente, porque tenemos problemas que son históricos y crónicos, que venimos denunciando hace muchos años y que hoy por hoy con la pandemia se agudizaron” y que si bien “el gobierno trató de poner algunos parches para evitar que colapse de un día a otro, está colapsando en forma de goteo”.

Peralta contó que en los hospitales falta personal y eso recarga a lxs trabajadorxs, que faltan camas y por eso es que se habilitan camas en otros lugares (como el espacio Duam), “donde no existe la calidad de camas e infraestructura que se necesitan para atender a la población”, que ni bien se declaró la pandemia faltaban insumos, que con el tiempo fueron apareciendo “pero que no son de la calidad que se necesitan”.

Tenemos muchos compañeros infectados, en el Castro Rendón en particular están ocultando directamente esta situación”, denunció la trabajadora: “nos hemos enterado de compañeros que han dado positivo pero que todavía oficialmente no se dice nada” y se refirió también a “la situación que pasó en el SIEN, con diecisiete contagiados, y hay trabajadores también contagiados en el Bouquet Roldán y en clínicas privadas, como en el San Lucas, la Clínica Pasteur, el Ados”.

“Estamos en una situación de mucha incertidumbre y de mucha preocupación”, reforzó: “nosotros además tenemos suspendidas absolutamente todas las licencias, por lo cual desde el primer día estamos trabajando sin parar con este estrés permanente que está afectando directamente a nuestra calidad de vida”.

La trabajadora expuso también la situación de Julio Villalba, el enfermero del policlínico ADOS despedido por manifestarse contra la falta de cuidados. Villalba “fue despedido por reclamar solo, además sin el acompañamiento de ninguna representación sindical, la desinfección del ADOS, capacitación que nunca les habían dado sobre cómo enfrentar la pandemia, y elementos de protección personal de calidad; por ese motivo fue suspendido sin goce de sueldo y finalmente despedido”.

Peralta señaló que “los sindicatos durante toda esta cuarentena también adoptaron el discurso oficial del gobierno nacional y provincial, de que hay que quedarse en casa y que es la única solución para enfrentar la pandemia, dejándonos realmente solos enfrentando todo esto”. Frente a ello, “en el Hospital Castro Rendón nosotros organizamos un comité de seguridad e higiene de trabajadores independiente del comité de crisis, que es de las autoridades del hospital y del gobierno, porque no confiamos en lo que emana como resoluciones y recomendaciones ni en los datos oficiales que dan; este comité es abierto, nuestra intención es que nos podamos organizar los trabajadores de la salud en conjunto, porque los sindicatos han hecho una cuarentena criminal”.

“Sumado a todo esto, el gobierno nos desdobló el pago del aguinaldo en tres cuotas, como si nosotros pudiéramos vivir en cuotas; eso levantó mucha bronca, que se viene acumulando por esto de exponer nuestra salud y la de nuestras familias y sumado a que no nos pagaron el aumento salarial que se había firmado a principio de año, que lo suspendió el gobierno”, añadió: “en el medio, el gobierno firmó un acuerdo con los acreedores de la provincia para pagar la deuda, o sea que nuestro aguinaldo lo están utilizando para pagar la deuda con acreedores privados”.

Afirmó que “lo que estamos afrontando es una política gubernamental de utilizar nuestras condiciones de vida, de trabajo y salariales para seguir desviándola hacia sectores privados de deuda provincial y también nacional al FMI, mientras nosotros somos los  que estamos enfrentando la pandemia en primera línea, somos los que estamos en contacto con la población diariamente y sabemos lo que sufre también la población al no poder asistir a los hospitales y a los centros de salud como debería ser”, en relación a que “hay otras patologías también en la población, no solamente la pandemia, y hoy por hoy hay un montón de gente que estaba realizando tratamientos crónicos y se les está dando la medicación pero no tienen la misma posibilidad de asistir a atenderse o por temor no lo hacen”. A esto agregó que “no hay una atención primaria de la salud que esté coordinada e integrada en toda la provincia, de hecho ahora el SIEN, a partir de estos contagios, anunciaron que no van a poder seguir yendo a las casas de aquellas personas que están enfermas de covid pero que por no ser graves estaban aisladas en sus domicilios y se los asistía: a partir de ahora, por este problema que han tenido, no van a poder seguir haciéndolo”.

Peralta remarcó que “venimos de años con un problema de infraestructura tremendo, en el Hospital Castro Rendón por ejemplo estamos realmente hacinados” y que “en los espacios reducidos donde los pacientes con sus familiares no pueden estar, porque hay que mantener la distancia, por eso también se reduce la presencia de los familiares, pero es parte de la salud mental poder tener un acompañante”.

No están poniendo el presupuesto necesario para poder tener medidas de fondo para enfrentar a la pandemia”, señaló y cuestionó que “seguimos con un sistema de salud dividido, entre el público y el privado, y no puede ser: para enfrentar a la pandemia debería ser un sistema único porque la salud es un derecho, no una mercancía de ganancia, es un derecho para todos y por eso lo tenemos que defender entre todos”.

Nos preocupa que no se hable desde los sindicatos de nuestra salud, que somos los que estamos sufriendo estos contagios que se triplicaron en el último mes, así que creemos que es urgente realmente hacer medidas de fuerza, creemos que hay que hacer un plan de lucha, tenemos que salir a manifestarnos en la calle, manteniendo la distancia social, con barbijos, se puede protestar, es nuestro derecho alzar nuestra voz por nuestra salud y por la de la comunidad”, concluyó la trabajadora: “en salud no damos más trabajando de esta manera y necesitamos urgente que haya testeos a todos los trabajadores de la salud, que haya un plan de testeos por barrios, porque, sino, hacemos la cuarentena estricta, pero si no testean no se sabe realmente donde están los focos”.

Escuchá la nota completa:

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Emisión radio RNMA

La comunicación no es mercancia

Canción actual

Título

Artista

Radios RNMA

Background