Triunfó la lucha de lxs minerxs de Andacollo

Escrito por el 23 mayo, 2020

Tras 17 días de resistencia, lxs minerxs de Andacollo lograron arrancarle una respuesta al gobierno de Neuquén. Consiguieron asignaciones especiales por los salarios adeudados y promesas sobre su continuidad laboral en los próximos meses. El resultado de una lucha que no pudo aislar la cuarentena.

El acuerdo fue firmado el día jueves y contempla la constitución de una mesa de trabajo para realizar el seguimiento de la reapertura de la mina de Andacollo, cuya concesión ya no pertenece a la empresa que dejó sin salarios a lxs 238 trabajadorxs desde el mes de marzo.

Fueron semanas de lucha: comenzaron con las acciones en la misma Andacollo y a fines de abril decidieron viajar en caravana hasta la capital neuquina para traer su reclamo, medida que les significó la promesa del pronto pago, con fecha tope, de los salarios adeudados. Lo hicieron en medio de la noche, a pesar de que en la provincia rige un toque de queda nocturno.

Sin embargo, ese primer acuerdo no se cumplió, por lo que lxs minerxs siguieron con acciones de resistencia y quisieron volver a casa de gobierno, pero las fuerzas represivas nacionales y provinciales se lo impidieron. Como lo demostraron medida tras medida, estxs trabajadorxs se caracterizan por la resistencia y decidieron instalar un piquete en la ruta al a altura de Arroyito, donde habían sido detenidxs.

El fin de semana pasado, 37 minerxs lograron llegar a Neuquén e instalar un acampe frente a la fiscalía. Inmediatamente fueron sitiadxs por la policía provincial, que funcionó como barrera incluso del paso de alimentos, agua y la posibilidad de acceder a baños.

En el medio, se sucedieron diversos episodios represivos: dos militantxs del Polo Obrero de Choele Choel fueron detenidxs e incomunicadxs durante toda la noche de la primera caravana tras acercarse a acompañar a lxs trabajadorxs en su paso; 16 minerxs fueron secuestradxs por Gendarmería en su propio vehículo cuando intentaban llegar al piquete de Arroyito desde Zapala, padeciendo toda la noche encerradxs y sin posibilidad de bajar por cuestiones fisiológicas, ni siquiera encender los motores para calentarse frente a las bajísimas temperaturas; esa misma fuerza represiva nacional irrumpió durante la madrugada en las casas de lxs trabajadorxs de Zapala con la excusa de “constatar domicilios”; un minero que quiso salir del acampe frente a ciudad judicial de Neuquén a comprar alimentos fue golpeado por la policía provincial; dos trabajadorxs que se habían acercado al acampe a instalar una carpa fueron detenidxs y se les quitaron sus herramientas de trabajo; y, por si todo ello no bastara, les abrieron causas penales por romper la cuarentena.

Ninguno de estos intentos de amedrentamiento lxs hizo abandonar la lucha.

Sobre lo acordado este jueves, El Zumbido dialogó con Enzo Cárdenas, quien relató que consiguieron “un subsidio por cuatro meses de 30.000 pesos” y “también se arregló la continuidad laboral en caso de que alguna empresa esté interesada en explotar el yacimiento, y en caso de que pasados estos cuatro meses no apareciese nadie el gobierno continuaría pagándonos el subsidio”.

El minero explicó que cuando llegue una nueva empresa a explotar la mina “tendrá prioridad la gente que vive en la zona del yacimiento, lo que alcanzaría a unos 170 trabajadores de las localidades aledañas y de Andacollo”. Señaló que “en caso de que esa nueva empresa no alcanzara a tomar a toda la gente, se le va a respetar la antigüedad e indemnizar como corresponde”.

Desde el primer día, en Neuquén se constituyó la Multisectorial contra el Ajuste y la Represión para acompañar la lucha de lxs minerxs, integrada por organizaciones políticas, sindicales, estudiantiles y gestiones obreras. Estuvieron presentes en cada una de las instancias que estxs trabajadorxs atravesaron, multiplicando la visibilidad del conflicto y facilitando espacios de donaciones y acompañamientos donde las grandes ausentes fueron las centrales sindicales.

“Esta lucha fue complicada, dura, larga, fueron 17 días fuera de nuestros domicilios y costó, pero por suerte íbamos todos con la misma convicción, por un objetivo que eran nuestros sueldos y pasados los días nuestra continuidad laboral”, remarcó Enzo Cárdenas. En este sentido, agradeció a “todos los que se acercaron, a todos los grupos que de alguna u otra forma nos hicieron llegar su fuerza”, asegurando que “el día que nos necesiten, los mineros de Andacollo vamos a estar para apoyarlos”.

“Ya estamos en casa, más tranquilos”, concluyó: “ahora solo queda hacer la cuarentena como corresponde”.

El festejo de lxs minerxs:

Gepostet von Mineros en Lucha am Donnerstag, 21. Mai 2020

 

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Emisión radio RNMA

La comunicación no es mercancia

Canción actual

Título

Artista

Radios RNMA

Background