Río Negro: se aproxima el juicio contra docentes y estudiantes por la toma del 2018

Escrito por el 8 junio, 2021

Dos años atrás, las autoridades de la Universidad de Río Negro daban a conocer que las docentes y lxs estudiantes que habían participado de la toma del vicerrectorado, que concluyó con el violento ingreso y represión por parte de gendarmería nacional, serían sancionadxs, y cumplieron: las docentes fueron exoneradas y lxs estudiantxs no pudieron seguir cursando. Pero fueron por más: hay una causa penal en su contra, que podría llevarlxs a la cárcel por organizarse y luchar. El juicio estaría próximo a realizarse.

Foto Asamblea Interclaustro en Lucha

Victoria Naffa, una de las docentes exonerada y además procesada en esta causa penal, relató a El Zumbido que “la toma del vicerrectorado fue una de las tantas tomas que se dieron de manera simultánea en el 2018 en lo que se llamó la ‘rebelión educativa de 2018’, que tenía como ejes centrales el reclamo por mayor presupuesto para las universidades nacionales junto con el aumento salarial docente” y detalló que “a nivel local lo que se dio en la UNRN es lo que entendemos que fue el primer intento de organización dentro de la universidad, una de las primeras experiencias de lucha en una universidad, que no solamente es muy nueva sino que es de las más conservadoras y privatistas que existen en el país, lo que de alguna manera puede explicar el carácter de la criminalización y la respuesta punitiva y de pretensión disciplinadora, no solo del proceso judicial que hoy nos está por llevar a juicio, sino también que abrió procesos sumariales contra dos docentes y estudiantes por haber participado en esta medida de lucha que culminó en las exoneraciones para las docentes y en la expulsión de los estudiantes”.

Foto Asamblea Interclaustro en Lucha

La toma duró tres meses y finalizó porque las fuerzas represivas de gendarmería nacional entraron a desalojarla violentamente a pedido de la misma gestión que hoy gobierna la universidad y que avanzó posteriormente con todas las aristas criminalizadoras.

Las docentes exoneradas no solo perdieron su trabajo en la universidad, sino que la sanción se extendió a la privación de ejercer como docentes en cualquier nivel educativo del ámbito público, al tiempo que les exigió un pago por “daño patrimonial” que, como no podían afrontar ni tenían bienes embargables, las dejó inhibidas de realizar cualquier modificación en sus bienes hasta que se realice el juicio. Lxs estudiantxs, por su parte, recibieron la prohibición de acercarse a la UNRN por el plazo de cinco años, siendo que a algunxs incluso les quedaban pocas materias para recibirse, aunque en el marco del castigo se les ofreció acordar una cláusula de “oferta de perdón” con el compromiso de no volver a organizarse dentro de la universidad, con el objetivo de garantizarse paz y obediencia dentro de la casa de altos estudios.

Foto Asamblea Interclaustro en Lucha

En agosto del año pasado, en medio de la pandemia, la causa penal contra las dos docentes y seis estudiantes se elevó a juicio: “el proceso de criminalización se inició por la denuncia de las propias autoridades de la universidad ante la justicia federal, ante el juez Hugo Greca, y a partir de ahí cada acción de protesta que desarrollábamos desde la asamblea interclaustro en la que nos organizábamos derivaba en una nueva denuncia penal, ya sea iniciada por la universidad o de oficio por el propio juzgado”, contó Naffa: “llegamos a tener en simultáneo más de cinco causas penales contra miembros de la asamblea; la mayoría de esas causas, más allá de usurpación, eran causas por daño agravado o por resistencia o atentado a la autoridad, que son figuras recurrentes en lo que es la acción de la justicia para criminalizar las luchas sociales”. Remarcó que la que está por elevarse a juicio es la causa principal, la de la toma, “en la que no solamente se nos imputa la usurpación, sino también se nos imputa la coacción agravada, que es un delito que tiene una pena no excarcelable, porque el mínimo es de 5 años y el máximo es de 10, lo que significa que por haber realizado una medida de lucha podamos llegar a ir presas y esto es lo que de alguna manera se va a decidir en los próximos meses, cuando se desarrolle el juicio que ya tiene tribunal constituido”.

Al tiempo que se persigue a lxs estudiantxs y docentes protagonistas de la rebelión estudiantil de 2018 en Río Negro, sucede lo mismo en Córdoba, donde 27 estudiantxs deberán afrontar un proceso judicial penal por haber mantenido una toma en el mismo contexto.

¡Absolución ya de lxs estudiantes y docentes de la UNRN y la UNC!


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Emisión radio RNMA

La comunicación no es mercancia

Canción actual

Título

Artista

Radios RNMA

Background