Especial Palestina: «No vamos a rendirnos”

Escrito por el 19 mayo, 2021

Una nueva escala militar del ente genocida e infanticida de israel ha dejado las imágenes y cifras de víctimas que exponen la perversidad de dicho régimen y la complicidad de la comunidad internacional que se limita a redactar comunicados

 

Desde el lunes 10 de mayo, las fuerzas de ocupación israelíes han lanzado innumerables ataques contra la población civil palestina. El sábado 15 pudimos observar como aviones de combate israelíes bombardearon una vivienda en el campamento de refugiados de Al-Shati, situado en el norte de la bloqueada Franja de Gaza. A raíz de dicha ofensiva, murieron ocho miembros de una misma familia, entre ellos seis niños.

El número de muertos por los ataques aéreos israelíes de anoche [el sábado] ascendió a 42 personas, incluidas 16 mujeres y 10 niños. 50 personas resultaron heridas, en su mayoría mujeres y niños”, ha informado este domingo el Ministerio de Salud de Palestina.

Es decir, desde la fecha de inicio de los ataques militares de la fuerza de ocupación sobre la Franja de Gaza, el total de palestinos asesinados fueron 192 (entre ellos 58 niños y 34 mujeres) y unos 1235 resultaron heridos.

Edificio de Associated Press y Al Jazeera derrumbados por los ataques de israel.
Gaza bajo ataque del ente infanticida de israel.

La Nakba. 73 años, y más, de limpieza étnica

1948. Más de 750 mil palestinas y palestinos tuvieron que dejar sus hogares.

Si bien el proyecto sionista sobre Palestina se va gestando mucho antes de la Primera Guerra Mundial (proyecto que acabaría con la convivencia armónica, que hasta entonces predominaba en esas tierras, entre judíos, musulmanes y cristianos.) uno de los días más tristes de la historia del pueblo palestino es el 15 de mayo, el día de Al-Nakba, la catástrofe o el desastre. Esta  fecha simboliza la usurpación de Palestina, la expulsión de la mayoría de su población de sus hogares (más de 750.000 personas) la ocupación militar extranjera de sus tierras, el sometimiento de la población a todo tipo de opresión, crímenes de guerra y violaciones a sus derechos humanos.

La resolución N° 181 de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, del año 1947, indicó la partición de Palestina en dos partes, una para un estado judío y la otra para un estado Palestino. En la entrevista realizada en el especial por Palestina co-producido por la Radio Popular Che Guevara (Rosario-Argentina) y el portal de noticias Adelante de Paraguay, la activista palestina Jaldía Abubakra (integrante del movimiento de mujeres palestinas Alkarama y del Comité preparatorio de la Conferencia de la Ruta Palestina Alternativa) señaló que la partición de Palestina “se hizo sin consultar a la población autóctona. Hasta ese momento, los judíos que habían llegado no alcanzaban ni al 30% de la población y el 3% de judíos originarios vivían en paz con cristianos y musulmanes” pero el 15 de mayo de 1948, las organizaciones judías declaran el nacimiento del estado de Israel  sobre el 78 % de la superficie de Palestina.

Para ello, y previamente, grupos terroristas sionistas como Irgún, Haganá, Stern (entre otros) llevaban a cabo una campaña de asesinatos, masacres y destrucción de pueblos con la finalidad de obligar a los palestinos a huir y así vaciar la tierra de sus habitantes, para posteriormente ser reemplazados por colonos de religión judía traídos de todos los rincones del mundo. Fueron más de 500 aldeas; siendo el caso de Der Yasin el más emblemático. Una pequeña aldea cerca de Jerusalén, donde las tropas sionistas masacraron y degollaron a 254 campesinos desarmados y posteriormente pasearon a los sobrevivientes desnudos en camiones para difundir el pánico en el resto de la población palestina obligándola a dejar sus hogares.

Si bien la Nakba remonta a una fecha histórica, le preguntamos a Jaldía ¿Qué significado tiene hoy la Nakba? De acuerdo a Jaldía, hoy en el exilio en Madrid (España), “la Nakba para el pueblo palestino no sólo es el inicio de la declaración por parte de las Naciones Unidas de un estado en nuestro territorio. La Nakba continua, la limpieza étnica y las masacres continúan, los crímenes de lesa humanidad que cometen contra nuestro pueblo, contra nuestra gente en palestina día a día están ocurriendo. Todos los días están violando los derechos humanos de las palestinas y los palestinos. Gaza vive bajo bloqueo por mar, tierra y aire hace más de 15 años. Gaza no dispone de medicamentos, ni de electricidad, ni de agua potable de hace más de 15 años. En Jerusalén la limpieza étnica nunca ha parado. Lo que quieren es, mediante el terror, mediante las leyes de apartheid, mediante la violencia, barrer con los palestinos que llevan miles de años viviendo ahí. Lo mismo hacen con nuestra gente de la Palestina del 48: en Haifa, Acre, Nazaret viven bajo un régimen de apartheid; un régimen de segregación. Cisjordania está sufriendo incursiones del ejército diariamente, secuestros de niños, de activistas, de mujeres. Los checkpoints, el muro… son innumerables los crímenes que comente la ocupación de Israel con nuestro pueblo palestino. Pero hoy en día, y todos los días, nuestro pueblo está demostrando que no se rinde, que sigue luchando, que nos seguimos sintiendo palestinas y palestinos. Cuando atacan Jerusalén responden desde Gaza, y cuando atacan a Haifa responden desde cualquier sitio de la Palestina Histórica. Somos un pueblo unido luchando en todos los territorios de la Palestina Histórica”. Es decir, para el Pueblo Palestino la Nakba representa un punto de inflexión en su historia, es un momento de quiebre, de ruptura que modificó todos los órdenes de la vida de la sociedad. Pero no es el inicio ni la culminación de ese proceso colonialista, racista, de exterminio y desplazamiento por parte de israel.

 

 

La resistencia en Jerusalén. La juventud y la dignidad de un pueblo que no se rinde. ¿Nace una nueva intifada?

 

Los medios hegemónicos (y los no tan hegemónicos) suelen “informar” sobre los muertos y heridos, responsabilizando a “dos partes en conflicto” y omitiendo la historia de la ocupación. Sin ir al fondo de la cuestión, pero para entender el surgimiento de este nuevo levantamiento, tenemos que hacer  un repaso sobre el problema de las viviendas del barrio de Sheikh Jarrah en la Capital Eterna de Palestina.

Desde 1948, el barrio recibió a varias familias que fueron desplazadas de sus aldeas originarias en las tierras ocupadas debido a la Nakba. En el año 1956 se llegó a un acuerdo entre el gobierno jordano (quien tenía el control del territorio en aquel entonces) y las Naciones Unidas para proporcionar viviendas a unas 28 familias desplazadas para que vivieran en el barrio.

El gobierno jordano donó el terreno y construyó las casas, y los residentes se convirtieron propietarios después de tres años.

La guerra de 1967 y la ocupación de Jerusalén Oriental interrumpieron los procedimientos para que los residentes obtengan sus documentos de propiedad. En el año 1972, los colonos ilegales israelíes iniciaron una gran campaña para expulsar a los residentes locales y apoderarse por la fuerza de las viviendas.

El Tribunal de Ocupación “reconoció” la propiedad de los hogares por parte de los colonos ilegales después de que éstos presentaran documentos falsificados.  Los residentes nativos palestinos se negaron a abandonar sus hogares y exigieron al gobierno jordano que les proporcionara los documentos de propiedad.

En el año 2008/2009 se produce el primer incidente donde tres viviendas fueron desalojadas por la fuerza y ocupadas por colonos ilegales israelíes. Hoy, en el 2021, las decisiones de los tribunales de ocupación sionista planean el desplazamiento de otras cuatro familias palestinas, mientras que a principios de agosto considerarán el desplazamiento de otras tres. En total son 25 familias (500 palestinos) que están amenazados de desalojo en el barrio. Como señaló la periodista y militante feminista palestina residente en Jerusalén, Bodour Hassan (en el especial por Palestina),  “en Jerusalén se iniciaron y continúan las movilizaciones en contra del desalojo forzoso en el barrio… Pero la represión israelí, tanto por el ejército de ocupación como por los colonos han aumentado.”

Estando en la propia Jerusalén (capital eterna de Palestina) Bodour Hassan manifestó que «los enfrentamientos empezaron en el primer día de Ramadán (12 de Abril) cuando el ejército y la policía israelí decidió cerrar la `la Puerta de Damasco´ (Bab Al-Amud,) la entrada más importante de la ciudad vieja, con barrera metálicas»  con la intención de impedir reuniones de la población palestina en la zona y limitar su libre circulación. Para las palestinas y palestinos esto fue una medida de control por parte del ejército sionista para impedir cualquier tipo de movilización contra la ocupación en general y contra el desalojo de las familias en particular.

Pero, una nueva generación de jóvenes en Palestina, nacida luego del  “Acuerdo de Oslo” (década del 90), recuperando la historia de su pueblo, se levantaron contra la fuerza ocupante y criminal del ente sionista. Según nos relata Bodour  “los líderes de esta protesta son una nueva generación. A pesar de los intentos de israel de contener esta generación, los jóvenes no tienen miedo de nada… Esta generación, a pesar de no estar involucrada en algún partido político en particular, tiene ese amor por la patria y la tierra. Y ese amor es muy grande para empezar esta resistencia,  estos jóvenes han dado una prueba que esta participación puede ser algo más grande, que puede transformarse en un movimiento revolucionario y que puede inspirar a otros.” Por su parte, el ejército israelí irrumpió con su brutal violencia. Balas de goma, gases lacrimógenos y arrestos sin límites se dieron en la Explanada de las Mezquitas y en el interior de la propia Mezquita. Luego las protestas no tardaron en extenderse en ciudades como Gaza, Ramallah, Acre, y Haifa, entre otras.

A las ya masivas y extensas movilizaciones de la juventud y de la resistencia palestina, la entidad ocupante respondió con agresiones militares a la asediada Franja de Gaza donde los movimientos de resistencia, a su cabeza Hamas, prometieron unificar criterios. Tras culminar el ultimátum para que Israel detenga sus atrocidades en Al-Quds, una lluvia de misiles de la Resistencia palestina impactaron, el lunes 10 de mayo, en territorio ocupado por israel.

“Los ataques misilísticos contra el enemigo responden a sus crímenes cometidos en Al-Quds y las agresiones contra los residentes de [el barrio de] Sheij Yarrah”, han asegurado las Brigadas de Ezzeddin al-Qassam, rama militar de Hamas, mediante un comunicado.

Respuesta de la Resistencia Palestina sobre los territorios ocupados por israel.

En este contexto, la Autoridad Palestina,  lejos de acompañar las protestas y los movimientos de resistencia,  sigue recurriendo a vías diplomáticas con organismos internacionales que siempre terminan favoreciendo a la ocupación. Por su parte, Mahmud Abás (Presidente de la Autoridad Palestina) bajo la excusa de los “obstáculos de israel” decidió (semanas atrás) aplazar las elecciones legislativas del 22 de mayo, y las presidenciales del 31 de julio. A pesar de la existencia de un verdadero hostigamiento de la fuerza de ocupación sobre los candidatos palestinos, para Bodour esta decisión de Abás está motivada por la posible derrota de Al Fatah: “La mayoría de los palestinos no tienen esperanza en el proceso electoral. Es algo muy simbólico que no tiene la fuerza ante la ocupación…. Los que tienen la decisión última de todo es israel.”

En el mismo sentido, Jaldía sostiene que “las elecciones que querían celebrar en Gaza y Cisjordania no representaban a toda la población. Los 8 millones que vivimos en el exilio y las y los palestinos del 48 no iban a participar. Estas elecciones iban a estar bajo el mandato de la ocupación y bajo el mandato de EE.UU., por lo tanto no podían ser democráticas, no podían ser transparentes.” Continua, “tampoco tenían la garantía que iban a aceptar el resultado, como ha pasado en el 2006 donde había ganado el partido Hamás y nadie lo aceptó, ni los dejaron gobernar.” Recordemos que Hamás no sólo ha sido el ganador de las últimas elecciones realizadas en la Palestina ocupada en 2006 sino que era la organización con  mayores posibilidades de triunfar en las truncadas elecciones presidenciales. Por otro lado, este movimiento, junto a la Yihad Islámica, son quienes enfrentan militarmente a israel desde la asediada Gaza mientras la Autoridad Nacional Palestina cede a cada una de las demandas del gobierno israelí, fungiendo como fuerza represiva contra los propios palestinos.

Para la activista de la organización de mujeres palestinas (Alkarama) “lo que hay no es un gobierno, es una administración” surgida en la década del 90  “cuando (en 1991 en Madrid) se sentaron a negociar los líderes de los gobiernos árabes y los líderes sionistas… La Autoridad Palestina hoy en día es una administración bajo ocupación que cumple órdenes del ocupante.”

Por su parte, en “Desde los márgenes” (programa de la Radio Popular Che Guevara emitido el jueves 13 de mayo) pudimos dialogar con Watan Saadeh quién es médico del Hospital Gubernamental de Hebrón (Palestina). Para Watan, el futuro es incierto pero no cabe duda de la dignidad y rebeldía del pueblo palestino: “El apoyo de algunos países árabes con israel siempre ha sido lo mismo. Nos importa que todo el mundo sepa porque estamos tirando piedras contra armas de fuego. No importa el apoyo que vamos a recibir. Pequeño o grande. La causa palestina siempre va a estar. Esto no va a ser en vano. Algún día vamos a llegar donde queremos. Queremos un país para nosotros en donde podamos estar en paz. Queremos vivir libres. Nosotros hoy no tenemos ni un mínimo derecho bajo la ocupación. Nosotros no vamos a rendirnos.”

La complicidad del gobierno argentino con la entidad genocida de israel

Esta política de exterminio de la entidad genocida de israel está amparada por gobiernos, instituciones y empresas de todo el mundo. Durante el período 2009-2018, Estados Unidos proporcionó ayuda militar a Israel por valor de 30.000 millones de dólares; y otras compañías en todo el mundo exportan armas y servicios de seguridad a Israel.

Los ataques militares contra la población palestina son usados por las compañías militares israelíes para publicitar sus armamentos y tecnología militar. Las empresas militares israelíes comercializan sus productos como “probados en el terreno”.

En Argentina los acuerdos militares, culturales, científicos-académicos, económicos y políticos con la entidad sionista son históricos. Sin ir más lejos, el 10 de febrero del 2021 (en plena pandemia, crisis económica y escases de recursos para salud) en Tel Aviv se firmó un acuerdo  entre el director de la Agencia de Cooperación Internacional del Ministerio de Defensa israelí, Yair Kulas y el embajador argentino  Sergio Urribarri.

Como señala la agencia nacional de información (Telam: https://www.telam.com.ar/notas/202102/544202-argentina-israel-modernizacion-tanques-ejercito.html ) “el Gobierno encarará la modernización de 74 tanques de guerra del Ejército, en un proyecto de cooperación con Israel. Retoma así un contrato iniciado en 2015 por Agustín Rossi siendo también ministro de Defensa de Cristina Kirchner.” El acuerdo establece que por un monto de US$ 115,6 millones y en un plazo de cinco años, en donde la empresa Elbit System(1) va a reparar 74 unidades de los llamados Tanque Argentino Mediano (TAM). Cada unidad será dotada de capacidades de combate nocturno, de un sistema de control de tiro digital, otro de movimiento eléctrico de la torre. Se le hará la estabilización en dos ejes, y se le colocará un detector de amenazas láser, una unidad de potencia auxiliar más un sistema de supresión de incendio.

La puesta en marcha del proyecto fue aplaudido  por la Cámara de Comercio Argentino Israelí que destacó la importancia de rescatar “tanques que estaban en el olvido”, en un plan que es la antesala de nuevos acuerdos en defensa y seguridad, de otros que se están conversando con otras empresas. Es el caso de la negociación de la ampliación del sistema de Ciberdefensa que la compañía Rafael Advanced Systems instaló en la Argentina para el inmenso aparato de seguridad que se desplegó en la Argentina en la cumbre de líderes del G20 que se hizo aquí a fines de 2018.

Estos acuerdos militares, de seguridad, de defensa y de formación de las fuerzas represivas, en nuestro continente, no son casuales. Los acuerdos son parte de una estrategia geopolítica del imperialismo norteamericano en la región para garantizar los planes de ajuste, a sangre y fuego, como viene sucediendo en Colombia y Chile.

Desde hace tiempo la sociedad civil palestina ha llamado a un embargo militar total e inmediato sobre israel. El llamado exige poner fin a la transferencia de armas y tecnología militar desde y hacia israel. Ante un sin número de declaraciones de gobiernos e instituciones que han quedado en el papel, desde el exilio, Jaldía Abubakra (como miembro del movimiento de mujeres palestinas Alkarama) llama a “pensar estrategias que permitan una acción efectiva… Estando fuera de Palestina se puede acompañar a nuestro pueblo. Sabemos que israel no hubiera existido ni existiría sino fuera por el apoyo de las potencias occidentales y el imperialismo que se benefician de la ocupación de Palestina…Tenemos que hacer llegar la voz y la solidaridad de los pueblos; no la de los gobiernos que muchas veces representan los intereses del capital. La solidaridad tiene que ser efectiva, exigiendo sanciones y que los gobiernos dejen de colaborar con esa entidad criminal. Tenemos que llamar al boicot”.

NOTAS:

 

(1) Elbit Systems Ltd. es una de las principales empresas fabricantes de materiales electrónicos de Defensa de Israel. Creada en 1966 promociona sus productos como “testeado en combate”; o sea, masacrando un pueblo. Suministra la tecnología de vigilancia desplegada a lo largo del «Muro del Apartheid» levantado por Israel dentro de Cisjordania y desde el 2014 hace lo mismo en la frontera entre México y EEUU.

(2) Rafael Advanced Defense Systems Ltd es una empresa de tecnología de defensa. Fue fundada como laboratorio de Investigación y Desarrollo para la Defensa nacional de la entidad genocida de israel, para el desarrollo de armamento y tecnología militar dentro del Ministerio de Defensa.

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Emisión radio RNMA

La comunicación no es mercancia

Canción actual

Título

Artista

Radios RNMA

Background