Crónica de una perpetua anunciada

Escrito por el 4 junio, 2020

El Tribunal Oral Criminal 7 de Lomas de Zamora condenó a Marcos Bazán por el femicidio de Anahí Benítez. Los jueces además pidieron que se investigue a tres amigos de la víctima por “falso testimonio”, al igual que a dos amigos y a la novia de Bazán.

Marcos Bazán fue condenado a prisión perpetua por los delitos de “coautor de privación ilegal de la libertad agravada, homicidio triplemente agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género, abuso sexual agravado por acceso carnal este último en carácter de partícipe necesario”.

El otro imputado Marcelo Villalba, de quien se encontró rastros de ADN en el cuerpo de la joven, no fue incluido en el juicio porque fue declarado inimputable alegando motivos psiquiátricos.

“En su resolución final (el tribunal) produjo lo que esperábamos”, afirmó Eduardo Soares, referente de la Gremial de Abogados y defensor de Bazán, en diálogo con Enredando Las Mañanas, el programa de la Red Nacional de Medios Alternativos.

“El planteo principal de la defensa fue que Bazan no conocía a Anahí  y tampoco conoce a Villalba. Si no hay ninguna prueba que lo indique, ¿cómo la pudo haber matado?”, agregó.

Respecto al accionar de los jueces, Soares expresó: “Nosotros veníamos recusando a este tribunal, porque entendimos que estaba teniendo una actitud absolutamente parcial. Los tres jueces actuaban como si fueran tres fiscales, se los dijimos en la cara, los exhortamos a que cambiaran de actitud, y cada vez que les hacíamos un planteo recibíamos advertencias y sanciones. Pocas veces en mis 35 años de abogado vi una situación como esta, este tribunal a pesar de estar recusado siguió actuando”.

En su fallo, el Tribunal Oral Criminal 7 de Lomas de Zamora pidió además que se investigue a tres amigos de Anahí por “falso testimonio”, lo que generó el rechazo de la comunidad educativa de la Escuela Nacional Superior Antonio Mentruyt (ENSAM) a la que los jóvenes y Anahí concurrían.

“Los docentes del ENSAM no podemos salir del estupor que nos causó el veredicto del Tribunal encargado de esclarecer el femicidio de Anahí Benítez”, expresaron a través de un comunicado.

“El veredicto, lejos de aclarar los hechos y encontrar a los verdaderos responsables, intenta culpabilizar a tres de nuestros estudiantes, amigos cercanos de Anahí, promoviendo su procesamiento por falso testimonio. El crimen que se les atribuye es el de haber declarado que Anahí no conocía al condenado Marcos Bazán. En las 300 fojas del juicio no existe prueba alguna que demuestre o indique que esta afirmación de los chicos pueda ser falsa. Por lo tanto, la única explicación a esta INJUSTICIA está en la necesidad del Tribunal de sostener su veredicto, apoyado en pruebas que desde distintas fuentes judiciales y periodísticas se han considerado, como mínimo, endebles, y evitar así que se le venga abajo como un castillo de naipes. Lo cierto es que el juicio no sirvió para saber ni quién ni cómo fue asesinada nuestra Anahí”, afirmaron.

Respecto a Marcelo Villalba, los docentes señalaron: “Confesó haber participado del crimen, su semen fue encontrado en el cuerpo; declaró “No actué solo”, pero su declaración fue interrumpida por su defensor, recurriendo al derecho que le asiste a declarar o no. En el juicio, cuando estaba obligado a decir la verdad, resultó sospechosamente apartado ‘provisoriamente’ a causa de su salud mental”.

Criticaron que durante las audiencias se descartara la pista de un testigo que afirmó saber que Anahí había sido conducida a una casa cercana al Parque de Lomas, en la que habría sido retenida y asesinada, para ser llevada a la Reserva Natural Provincial Santa Catalina, días después: “Recordemos que la Reserva ya había sido peinada por la policía en los días previos a su desaparición. ¿Cómo no encontraron antes el cuerpo semienterrado?¿Cómo burlaron los asesinos el cerco policial? Estas preguntas no han sido respondidas en el juicio. Finalmente, recordemos que la Comisaría 9na de Parque Barón fue purgada a fin del 2017, como parte de la purga que hizo caer al por entonces Jefe de la Departamental de Lomas de Zamora, Comisario Damián Lozano, acusado, entre otras cosas, de protección a la Trata de Personas. Esa Comisaría, cuyo historial de hostigamiento a la comunidad educativa del ENSAM es notorio, tiene su sede a pocas cuadras del Parque donde desapareció Anahí.

No vamos a aceptar, cruzados de brazos, que se ataque a nuestros ex alumnos, a los amigos de Anahí, y a través de ellos a la comunidad educativa del ENSAM en su conjunto, para encubrir, vaya a saber, qué oscuras responsabilidades y tapar, vaya a saber, qué tenebrosos recovecos del poder.

Nos oponemos a la salida impune que este veredicto y la acusación contra los chicos pretenden garantizar. No descansaremos hasta lograr justicia por Anahí”.

En diálogo con Enredando las mañanas, Soares adelantó que apelarán el fallo del tribunal de Lomas: “Los que hace muchos años que hacemos derecho tenemos poca confianza en los jueces, un sistema injusto como es el capitalista no da leyes justas y tampoco da jueces justos, por más que algunos sean buenas personas. Pero tenemos un poco más de esperanza en la apelación que vamos a hacer, porque se tramitará en otro lugar que es La Plata, con otros jueces. Además, a este tribunal les han dado unas palizas tremendas los jueces del tribunal superior, les han anulado muchos juicios, les han llamado la atención muchas veces por haber tenido las actitudes como las que han tenido en casos como el de Anahí Benítez-Marcos Bazán. Así que tenemos por lo menos tres instancias todavía por arriba. Esperemos que en la primera ya lo podamos resolver, pero estamos dispuestos a llegar a donde sea con tal de resolver esta situación”.

Nota relacionada: Crónica de una condena anunciada desde el primer día


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Emisión radio RNMA

La comunicación no es mercancia

Canción actual

Título

Artista

Radios RNMA

Background