Jubiladxs: 31 pesos por día por decreto

Escrito por el 21 mayo, 2020

El gobierno decretó un ajuste del 6,12 % para junio, julio y agosto a todos los haberes de jubilados y pensionados. Con este porcentaje el haber mínimo será de 16.359 pesos de bolsillo mientras que la Canasta Básica de un Adulto Mayor asciende a 45.000 pesos.

Desde el gobierno se argumenta que la mayoría de jubiladas y jubilados percibirá ingresos por encima de la inflación en el primer semestre de 2020. Pero la realidad no es esa. Porque esa cifra debe leerse a la luz de la capacidad real de consumo y de lo lejos que queda para cubrir los gastos necesarios de su vida cotidiana.

“El haber jubilatorio tiene una continuidad en términos de la maldad aplicada porque la fórmula ahora suspendida había generado resultados nefastos en 2018 y 2019, donde el poder adquisitivo de los jubilados perdió 19 puntos”, recordó Eugenio Semino, en una entrevista radial realizada por el programa Los Locos de Buenos Aires.

El ombusman de la Tercera Edad explicó además que este semestre, que tenían la posibilidad de recuperar algo – porque el acumulado del aumento en marzo y junio de este año, si se hubiese aplicado la fórmula vigente, daba 23.72 % – el gobierno suspendió la fórmula de ajuste.

“Decretaron un primer reajuste de marzo, discrecional, achatando la pirámide, cambiando los índices, distorsionando el sistema. Y luego con el decreto reciente dieron un 6.12 % para todos. Y vemos que ese 23.72 % que debían reajustar se convierte en un pérdida que es de casi 4% para el haber mínimo y para el resto de entre 8 y 10 puntos. Es decir, se le baja la jubilación”, agregó Semino.

“El criterio discrecional y anticonstitucional del Poder Ejecutivo para reajustar por decreto los haberes jubilatorios inevitablemente nos conduce a reemplazar el sistema previsional público, de reparto, asistido, intergeneracional, por un subsidio cuyo monto será decidido por el poder discrecional del gobernante de turno”, plantea, en tanto, la Mesa Coordinadora Nacional de Jubilados y Pensionados

ANSES administra el 50% del gasto primario del presupuesto nacional, para pagar alrededor de 20 millones de prestaciones de los cuales, unos 7 millones son Jubilaciones y Pensiones. La cuantía de las mismas se rige por las leyes vigentes de Previsión Social que establecen los requisitos para su obtención, como la edad y años de aportes, y en base a ello se determina el monto de los haberes jubilatorios y su actualización. Ningún decreto puede disminuirlo, como viene sucediendo, porque es violatorio de la Constitución Nacional y de las leyes vigentes.

Medidas parciales, como un bono, un bolsón de comida o su reemplazo por 1.600 pesos para 3 meses, o la postergación de pagos de créditos que se utilizan para alimentos y paliativos para haberes mínimos, no resuelven el drama de los jubilados.

Al respecto la Mesa es tajante: “La jubilación no es un subsidio. El aporte jubilatorio del salario o ingreso, establecidos por ley, es un aporte diferido al Estado para obtener una jubilación, sustituto del salario o ingreso, para vivir dignamente”.
El reclamo es por un urgente aumento de emergencia en todas las escalas y que ninguna jubilación esté por debajo de la canasta básica de un adulto mayor. Para ello, la Mesa platea que es necesario la utilización de los fondos previsionales como corresponde, además de aumentarlos con el blanqueo de todos los trabajadores y restituyendo los aportes patronales.

Mientras que el Gobierno subsidia parte de los salarios de grandes empresas que han venido acumulando grandes ganancias, les da un mísero aumento a los jubilados y pensionados. Y encima, algunas de ellas (Techint, Clarín) suspenden y despiden violando las normas vigentes.

“La especulación con la compra venta de divisas es parte de la estafa que termina en el incremento de precios. Por si fuera poco, los especuladores dan señales auspiciosas ante un cercano y posible acuerdo entre el Gobierno y los Fondos Financieros por una negociación que significa ajuste para nuestro pueblo. En el horizonte está el ajuste y por eso la señal a los acreedores son menores ingresos para nuestras viejas y nuestros viejos. El ajuste sobre los haberes de las/os jubiladas/os tributa a los intereses del FMI y los bonistas que exigen el ajuste fiscal y previsional”, afirman desde la Corriente Sindical Carlos Chile.

Por su parte, Eugenio Semino, aseguró: “Es imposible discutir cuestiones que son absolutamente falaces. Por ejemplo, cómo se puede vivir con 16.000 pesos en Argentina. Y esto es lo que perciben 4 millones de jubilados. Y digo que es imposible porque es tratar de adaptar la realidad a una ficción. Con ese dinero no subsiste nadie y sin embargo se naturaliza que estos 4 millones de personas son jubilados y no son pobres”.

Nota relacionada: Jubilaciones dignas, gobierne quien gobierne

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Emisión radio RNMA

La comunicación no es mercancia

Canción actual

Título

Artista

Radios RNMA

Background