Noticias

Estado de sitio en Chile: “Buscan restringir lo poco de democracia que aún queda en este país”

QFMDARE4LVAOLNOVESVCWH4MXIContinúa el toque de queda en Chile, el gran despliegue militar, las muertes, detenciones, la violencia contra los manifestantes. Sebastián Piñera declaró que se trataba de una “guerra”

Enredando las Mañanas habló con el periodista Abner Vega, desde Chile, para conocer más acerca de lo que se está viviendo allá. Volvió a repasar el contexto violento y represivo que se está viviendo: “Se vive una situación inédita que nos retrotrae a los períodos más oscuros de la dictadura militar (...) Hay una cantidad indeterminada de personas heridas de bala y gran cantidad de presos”. Pero además situó el conflicto en la configuración social chilena. Lo cierto es que este estallido es consecuencia de años de impunidad de un Estado muy militarizado, policial, corrupto, sin participación real de los sectores populares. El poder está concentrado en manos de unos pocos que lucran con la salud y la educación de manera descarada “Todo lo que la gente digiere pero se va acumulando emerge en este estallido.

Si bien esta es la realidad chilena hace muchos años, este despliegue militar resulta para el entrevistado una muestra de “la pretensión cada vez mayor de dejar a los militares actuando en el orden público”. Para Abner, la represión expresa el miedo de una élite política y empresarial que desde que se fue Pinochet del gobierno se ha dedicado a negocios ilícitos y a la acumulación del dinero a costa de estafar a la gente “Toda esta situación fue acumulando una rabia silenciosa en el pueblo”

Por su parte, Piñera, en una conferencia transmitida por televisión en el segundo día del toque de queda dijo: “Estamos en guerra contra un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nada ni a nadie y que está dispuesto a usar la violencia y la delincuencia sin ningún límite, que está dispuesto a quemar nuestros hospitales, el metro, los supermercados, con el único propósito de producir el mayor daño posible”. Este discurso genera la inmediata reminiscencia de la dictadura de Pinochet. La gran cantidad de población pinochetista que se siguió organizando después de la dictadura genera un fuerte aval de este tipo de discursos. Por eso es que Abner analiza: “no está a punto de caer el gobierno de Piñera, se sigue viendo bastante sólido (...) es un estallido muy inorgánico, emocional y sin direccionamiento político”

Para Abner Vega, “las políticas de gobierno destinadas a frenar las movilizaciones han sido bastante erráticas. En un primer momento la reacción fue de ridiculización de las movilizaciones. En un segundo momento fueron aumentando paulatinamente los niveles de represión, y eso se mantiene hasta el día de hoy.” Una de las estrategias que viene llevando a cabo el gobierno en este contexto es la de mandar infiltrados a las movilizaciones para legitimar la presencia de los militares en las calles. Otra estrategia es la de hablar de la violencia de los manifestantes para justificar las muertes y no dar más explicaciones “Es evidente que se ha facilitado la realización de incendios o saqueos, porque han habido momentos en los que ni los militares ni las fuerzas policiales han resguardado ciertos lugares (...) También hay denuncias documentadas de mucha policía generando caos en la feria [de verduras] Libres”

Los últimos días se han incorporado más ciudades al estado de emergencia y hay varias con toques de queda. Es en esos momentos donde se han registrado las más violentas balaceras de los infantes de marina en las ciudades costeras y de los militares en las ciudades del interior, pero las noticias que trascienden solo hablan de la necesidad de “mantener el orden” y recuperar la “normalidad” frente al “caos”, la “destrucción” y los “delincuentes”. Así, en consonancia con este discurso dictatorial y pinochetista que se viene imponiendo desde el poder, estas palabras han sido un escudo para justificar el del accionar de las fuerzas militares. Y es también el hostigamiento a los medios de comunicación que tratan de mostrar esta realidad otra de las estrategias. Con respecto a los medios alternativos en Chile, Abner contó: “desde los 90 en Chile todos los medios alternativos viven en la precariedad absoluto y viven represiones en las manifestaciones”. Los medios hegemónicos no hacen más que mostrar el “vandalismo” y una de las maneras más efectivas de comunicar lo que está pasando fuera del cerco mediático han sido las redes sociales.

 

AUDIO COMPLETO DE LA ENTREVISTA AQUÍ

Enredando las Mañanas

rnma enredando las maanas

Panorama Informativo

rnma Panorama Informativo

RNMA Radio


Escuchar en una ventana aparte

RNMA Web

RNMA Stat

Visitas del artículo
8516192