Noticias

En Bariloche avanza el juicio por los asesinatos policiales de Sergio Cárdenas y Nicolás Carrasco

asesinato de Nicolas nino Carrasco y Sergio CardenasOcho años después de los “crímenes del Alto” de Bariloche, cuando la policía asesinó a Diego Bonefoi, Sergio Cárdenas y Nicolás Carrasco, se está realizando en esa localidad el juicio por los últimos dos asesinatos, ya que la causa sobre el primero fue cerrada poco tiempo después del homicidio con una condena al efectivo que fusiló al adolescente de 15 años. Para hablar sobre la causa, en el Enredando las Mañanas del pasado jueves nos comunicamos con Germán Schwartz, integrante de H.I.J.O.S. y de la Multisectorial que se conformó tras aquella masacre.

AUDIO descargar

Sobre lo que sucedió en el helado junio del 2010 en la localidad rionegrina, Schwartz comienza a relatar que “en la madrugada del 17 fusilan por la espalda a Dieguito, un pibe de 15 años de la barriada de los altos de Bariloche, le decimos los altos porque Bariloche tiene una geografía en pendiente y todos los barrios más vulnerables, más castigados, están en la parte alta de Bariloche”, y explica que “están escondidos, hay un límite imaginario dentro de lo que son las fuerzas represivas de esta ciudad, que de la calle Brown para abajo, por portación de rostro, por portación de vestimenta, no te dejan bajar, a lo que nosotros venimos luchando desde hace una década para que esto cambie y realmente se hace muy difícil y todavía más con estas coyunturas políticas: los crímenes y los asesinatos pasaron a dos cuadras, a media cuadra, a la vuelta de la casa donde se crio Jones Huala”.

El tiro por la espalda detona la reacción del barrio. Germán describe esta situación así: “Después de ese asesinato por parte de la policía matando a Dieguito, se produce una barriada porque ya la gente estaba recontra cansada, los pibes estaban podridos de todas las vejaciones, de las torturas que cometían en la ex comisaría 28, entonces salen cansados de todo eso a tirar piedras contra la comisaría 28, y la mejor idea del gobernador fue mandar a reprimir, mandar a hacer una represión indiscriminada”. Mientras sucede la represión, los responsables políticos de la represión escapan hacia el Bolsón, desconociendo la situación de la ciudad: “ellos justamente tenían que estar en Bolsón ese 17 al mediodía, o sea que ellos estaban acá, dieron la orden de reprimir desde acá y cuando la cosa se empezó a desmadrar, cobardemente se fueron para el Bolsón; digo cobardemente porque si se te está prendiendo fuego una ciudad, están matando civiles, vos como gobernador, como ministro de Seguridad o como ministro de Gobierno, que estaban todos acá, por más que tengas una reunión muy importante en Bolsón, no te podes ir, te tenés que quedar en la ciudad por lo menos dirigiendo lo que es la contención de esa pueblada”.

Ocho años después del triple asesinato policial, “le pudimos arrancar a esta justicia burguesa este juicio, nos costó muchísimo, no solamente a las organizaciones, sino también a las familias”. Llevar a cuestas el juicio no fue fácil, desde el poder judicial constatemente hubo intentos de cerrar la causa, dadas las “cajoneadas del juez Calcagno. que lo tiraba para atrás con vericuetos judiciales que hacían que todo se vaya atrasando, en algún momento quiso prescribir la causa, por suerte tuvimos contacto con la procuración general en Río Negro, pataleamos, nos reunimos, fuimos a la casa, le escrachamos la casa, y contra eso no se animó a prescribir la causa, siguió adelante y ocho años y medio después pudimos sentar a la cúpula policial y se salvó la pata política (el gobernador y secretario de gobierno) y el secretario de Seguridad está sentado en el banquillo”, aunque “el martes pasado el ex gobernador estuvo como testigo”.

En 2010, el gobernador de Río Negro era Miguel Saiz, “un radical kirchnerista”, agrega German, y sobre el secretario de seguridad nos cuenta que “el único funcionario político es Cufré, que es policía en realidad, es un policía retirado en este momento pero él era el secretario de Seguridad, del Ministerio de Seguridad; al gobernador y al secretario de Gobierno, que era Larregui, no los pudimos sentar en el banquillo de los acusados”. Según el ex gobernador, su directiva fue que no quería más muertes. Sobre esto, nuestro entrevistado asegura que “él puede decir un montón de cosas, la realidad dice otra, y él sigue apostando y defendiendo a Cufré; yo creo que ahí hay un conflicto de intereses, algo tiene Cufré como policía para esconder de Saiz y por eso Saiz lo defiende tanto, porque si no cuando toda la otra rama política le soltó la mano a Cufré, éste lo sigue defendiendo, me parece que ahí debe haber algún chanchullo oculto que no le permite entregarlo”.

Sobre la organización creada luego de la pueblada, el integrante de H.I.J.O.S. nos señala que “Desde el primer día, el 17 de junio de 2010, se conformó una Multisectorial, dentro de esa multisectorial hay muchísimas organizaciones, estamos como H.I.J.O.S. y compañeros independientes que nos están ayudando, como Susana Lara, ella está haciendo un poco esta relatoría”, explica en relación al diario del juicio que puede seguirse por Facebook, “con la ayuda de algunos otros compañeros, otros que son fotógrafos que apoyan fotográficamente o filmando todas las audiencias; la verdad que es un laburazo que están haciendo, estamos tratando de difundirlo no solamente a los medios alternativos sino a todos los medios para que esto se sepa realmente y para que nunca más tengamos por lo menos en Bariloche un 17”.

En su momento, a los meses del asesinato de Dieguito, hubo un juicio al cabo Colombil, que fue el cabo que lo mató y como era muy grande el despelote que se había armado, lo entregan como diciendo ‘acá tienen, llévenselo preso’, le dieron 20 años por la cabeza, a ver, están bien dados y yo le hubiese dado 25 o perpetua, pero lo entregan a él solo y se pensaron que con eso solo nosotros nos íbamos a quedar callados y nos íbamos a conformar, pero no, todo lo contrario, seguimos y ya la causa de Diego está cerrada con esta cabo preso, entre comillas preso por que ya lo han visto suelto, yendo con permisos para estudiar o para casarse o para salir a la iglesia, los beneficios que tienen ciertos presos que el preso común no lo tiene”, dijo en referencia al asesino material de Bonefoi.

Está previsto que el 24 de este mes se realice la última audiencia, aunque Schwartz asegura que se extenderá y a fines de octubre estaría la sentencia.

Enredando las Mañanas

rnma enredando las maanas

Panorama Informativo

rnma Panorama Informativo

RNMA Radio


Escuchar en una ventana aparte

RNMA Web

RNMA Stat

Visitas del artículo
6274862