Noticias

Un libro con Verbitsky que busca “albergar discusiones postergadas durante el kirchnerismo”

Vida de perro

Diego Sztulwark presenta “Vida de Perro. Balance político de un país intenso, del ‘55 a Macri” y en el Enredando las Mañanas nos adelantó algunos detalles de esta tarea de conversar con Horacio Verbitsky, publicado con el sello de Tinta Limón y Siglo Veintiuno.

 

El nuevo libro de Diego Sztulwark reúne dos años de diálogos con el periodista Horacio Verbitsky. El autor explicó que todo empezó “hace unos tres años” en “lo que podría ser el período más pobre del gobierno de los Kirchner, cuando ya no podían ni ganar elecciones ni tener iniciativas políticas que permitiesen controlar el proceso que venían desarrollando”, cuando estaba en contacto con el “Perro”  por “algunas cuestiones militantes”. Sztulwark pintó a Verbitsky lejos de la imagen de duro e inaccesible que ronda. “Contra lo que suele decirse de él, que es un personaje duro e inaccesible, en este intercambio fue completamente gentil y a mí me dio la impresión de que era un buen momento para que alguien como él, con una mentalidad muy analítica, informado y acostumbrado a hacer análisis de coyuntura desde hace tantas décadas, pudiese hacer algún tipo de balance más complejo y de más largo plazo de todo este período que fue tan intenso para la militancia, en el sentido de cómo se pusieron en debate una cantidad de cuestiones, todas bastante relevantes, de los derechos humanos, de los movimientos sociales, de la cuestión histórica del país, de la justicia, lo que fue la dictadura, el neoliberalismo” que, aseguró, “durante el kirchnerismo se habían planteado de una manera bastante superficial o que a mí y a mis compañeros nos incomodaban bastante”, en busca de “aprovechar la figura de Horacio y hacer algún tipo de balance más sistemático y que además pudiese albergar una serie de discusiones que tal vez esos años quedaron bastante postergadas”.

Sztulwark dialogó con Verbitsky  sobre el período 1955-macrismo, buscando “que fuera tomando la historia de la investigación militante tal como la podemos pensar a partir de Prensa Latina o de Rodolfo Walsh o del modo en que las organizaciones revolucionarias tuvieron su propio equipo de información o de inteligencia, la prensa clandestina en la dictadura, es decir, toda una historia de la investigación, de la militancia, de cómo se piensa la derecha”. Para él, “El Perro” terminó de aceptar avanzar con los diálogos “el día que perdió Scioli”, porque “eso liberó a una parte de la intelectualidad argentina que había estado apoyando por razones diversas al gobierno de los Kirchner, dándole la posibilidad de hacer balances más complejos y más largos, pensar más allá y más acá de esos gobiernos”.

“Las entrevistas fueron casi todas en el año 2016, fueron tres o cuatro meses que nos juntábamos dos mañanas por semana y conversábamos largamente; en el 2017 me dediqué a editar y a consultar cosas más puntuales y en el 2018 me dediqué a editar, es decir que fueron más o menos dos años de conversaciones”, detalló.

“Vamos a encontrar un Verbitsky que está dispuesto a discutir con posiciones políticas que no son kirchneristas; reconoce una cierta legitimidad a posiciones que vienen de una izquierda autónoma o de posiciones que hemos criticado muy fuerte lo que fue el neoextractivismo, a los sectores de los movimientos sociales y piqueteros que venían del 2001, a quienes cuestionamos elementos de la teoría política populista; escucha, no descalifica y está obligado a argumentar hacia ese lugar y evaluar desde un realismo político sobre si se hubiera podido hacer otra cosa o no”, remarcó, y sobre este tema agregó que “hay una tensión entre una comprensión del país que tiene una historia mucho más larga y que tiene una historia más larga también hacia adelante”, asegurando que en ese punto “hay una cuestión generacional”.

Para Sztulwark, Verbitsky  “tuvo enormes simpatías con los gobiernos kirchneristas pero porque su agenda propia coincidía con la del kirchnerismo y no porque se hubiera puesto a disposición para cualquier cosa; ni con Milani, ni en el caso de los Qom, ni en el caso de Mariano Ferreyra vamos a encontrar que fuera una persona subordinada a los intereses del gobierno; hay zonas muy amplias de coincidencia y zonas en la que jamás hubo coincidencias”.

En las conversaciones Verbitsky  hace una “relectura de sus años de militancia en Montoneros en dos períodos diferentes, uno es el de la guerrilla y otro es el de la dictadura”. Sobre la guerrilla, explica el autor, “la posición de Horacio es bastante crítica con la cúpula de Montoneros, pero hay una valoración de la lucha de ese período muy contextuada, es una reivindicación del esfuerzo de un montón de personas en busca de una transformación política por medio de una acción política colectiva en un período muy complicado donde la violencia era una de las condiciones para cualquier política, y creo que ahí no vamos a encontrar nada parecido al arrepentimiento”. También “hay una crítica bastante feroz a la conducción política y hay también una serie de desmitificaciones como que él y Walsh hayan sido líderes o jefes de inteligencia de Montoneros, del que sí participaron pero no como jefes; lo que se cuentan son críticas que tienen que ver con una suerte de desprecio a la caída de los compañeros, tomar decisiones y bajar líneas políticas que no tomaban en cuenta, la tarea de los militantes en ese momento era proteger a los compañeros, a los hijos de compañeros que iban cayendo, etcétera”.

Sztulwark se refirió también a “la carta de Walsh en la que critica a la conducción de Montoneros, que recoge el hecho de que la escribe a partir de conversaciones y de circulación de documentos de varios grupos, donde hay partes que están escritas por el propio Verbitsky, textos que están adjudicados a Walsh”.  Verbitsky se expresó desde “la posición de ‘no tenemos que hacer una autocrítica hoy, porque la crítica la hicimos en ese momento para salvar lo que se pudo’; en cambio la autocrítica que se pide hoy es para desdecirse, para arrepentirse”.

AUDIO descargar

Enredando las Mañanas

rnma enredando las maanas

Panorama Informativo

rnma Panorama Informativo

RNMA Radio


Escuchar en una ventana aparte

RNMA Web

RNMA Stat

Visitas del artículo
5360627