Noticias

Pablo Pimentel: “La plaza no es de nadie en particular, es de todos”

pimentelPor que resistir hoy acá, fue la pregunta disparadora. “Yo creo que resistir, viene resistiendo la humanidad históricamente ante la injusticia. Y hoy acá en Argentina hay que resistir porque tenemos gobiernos ciclotímicos, porque tenemos un pueblo ciclotímico, un pueblo con una memoria mediocre. Sino quizás hoy estaríamos mejorando lo que habíamos tenido anteriormente y al contrario, si no estábamos muy bien, ahora estamos peor. Así que la única manera que tiene nuestro pueblo, los sectores pobres y excluidos, los familiares de los desaparecidos, los que han sufrido persecución, los que hoy sufren cárcel por razones políticas, los que sufren hoy el problemas de hábitat, los que sufren hoy el mal salario, los que sufren hoy la desocupación, la única manera es resistir. Y se resiste marchando, se resiste cortando, se resiste protestando”, sostuvo en su primera respuesta Pablo Pimentel, referente de la APDH de La Matanza, antes de resaltar el reconocimiento mundial que han conseguido las Madres de Plaza de Mayo, aunque aún queden los que quieren desprestigiarlas desde adentro: “esto es histórico y me parece que va a quedar en la historia de Argentina, de Latinoamérica y del mundo". AUDIO: Descargar 

 

"Hoy las Madres son respetadas en todo el mundo. Y de estas marchas que comenzaron hace 36 años, yo recuerdo que en la primera -que éramos un poco más jóvenes y nos quedábamos las 24 horas- nos lastimábamos las manos. Recuerdo algunas marchas que se nos enllagaban las manos porque los pibes más jóvenes competíamos en resistir, permanentemente marchando. Es lamentable que en la Argentina de los desaparecidos, este año se hayan cumplido 10 años de la segundo desaparición de Jorge Julio López; es lamentable que en la Argentina de los desaparecidos haya desaparecido Solano, un chico de Salta que viajó con la esperanza de trabajar, al sur, que los cagaron como los cagaban en las reservas indígenas, haciéndolos explotar por lo ingenios azucareros. Lo de Solano no hace mucho que pasó; hace 5 años él fue con un grupo, lo contrataron para cosechar y lo cagaron con los sueldos; el pibe lo planteó, inventaron una riña en un boliche y el pibe desapareció. Luciano Arruga, Gabriel Blanco, Ezequiel Demonty y Kevin, este chiquito de tres años que la hijaputez de la bala criminal de los que “supuestamente” venían a mejorar la Policía Federal o la Bonaerense, que fue la Prefectura, lo matan en Villa Zavaleta dos grupos de narcotraficantes porque estos tipos no recurrieron al llamado que estaban haciendo los papás cuando sucedía la balacera.

La reflexión a que me lleva (esta marcha), es que hay un montón de cosas por hacer y que hay que seguir resistiendo; es la única manera que nos han enseñado nuestros 30 mil compañeros detenidos desaparecidos, sus madres, sus hermanos, sus abuelas, nuestros viejos.

¿Cómo ves al movimientos de DDHH de hoy teniendo en cuenta que la lucha “es cruel y es mucha”?

Hoy se lo comentaba a algunos jóvenes de la Asociación Civil Angelelli, que vinieron de Florencio Varela y que me preguntaban por qué los organismos de derechos humanos están divididos o por qué las mamás están divididas. Y creo que lo están porque es una condición humana estar pensando distinto cuando hay, por ejemplo, alguna reivindicación que para algunas es una reivindicación y para otras es una entrega o bajada de bandera. Pero creo que lo más grave ha sucedido en la última década, en los últimos doce años. Porque los organismos de derechos humanos perdieron su autarquía, perdieron su independencia perdieron su autonomía; dejaron de ser autogestivos para ser dependientes de un gobierno al que se le reconoce (y aplaudo con los pies y con las manos, si quieren, a los kirchneristas) que haya derogado las leyes de impunidad. Pero eso no significaba entregar los organismos a un gobierno que tenía una política que está muy bien en derechos humanos, pero que se quedaron por la mitad con la política social, con la política de hábitat. Y hoy, perdónenme, se lo digo a Hebe (de Bonafini), se lo digo a los chicos que están marchando con Hebe, (la consigna) no es Cristina Conducción, en todo caso son 30 mil compañeros detenidos-desaparecidos, presentes ahora y siempre, juicio y castigo a los culpables, cárcel efectiva , común y sin prisión domiciliaria. El año que viene si Cristina se quiere presentar (a elecciones parlamentarias) está en todo su derecho. Pero no jodamos: la plaza (de Mayo) es del pueblo. Y estos últimos 40 años es del pueblo argentino pero se suma algo tan importante y es que es de las Madres. Cristina puede ser una más pero no llenar toda la plaza. Por eso con los compañeros dijimos estar hoy a las 8 de la mañana, acá, en la Plaza, porque sabemos que había que venir a primerear porque sino hoy estaba todo copado. A ver, que sean kirchenristas, que sean cristinistas, que sean trotskistas, que sean marxistas, que sean socialistas o capitalistas, me importa tres carajos. Lo que digo es que la Plaza de la Marcha de la Resistencia es de las Madres de la Plaza de Mayo, de los 30 mil compañeros detenidos-desaparecidos; no es de nadie en particular y es de todos en general y quienes conducen esto son las Madres de Plaza de Mayo, no los partidos políticos. Y los militantes que vinimos lo hacemos para acompañar las consignas que las Madres decidan.

Enredando las Mañanas

rnma enredando las maanas

Panorama Informativo

rnma Panorama Informativo

RNMA Radio


Escuchar en una ventana aparte

RNMA Web

RNMA Stat

Visitas del artículo
7665996